PRIMERAS SIDRAS CON D.O.P. DE LA COSECHA 2007

El proceso de certificación de las sidras pasa por la solicitud de recogida de muestras que será realizada por parte de técnicos del Consejo Regulador. Estas son enviadas a laboratorios certificados para el análisis mediante métodos oficiales del producto sidra (Serida). Las sidras que superen la fase analítica serán presentadas a la fase organoléptica, en donde 5 catadores formados en la cata de este producto decidirán sobre las calidades óptimas exigidas por el Consejo Regulador. Estas catas son realizadas en salas certificadas oficialmente para tal fin. Nunca se someten a fase organoléptica más de 10 depósitos o lotes, habiendo sido constatado por estudios que al superarse este número, los resultados de los catadores podrían desviarse y no ser objetivos. Los Servicios Técnicos del Consejo Regulador estiman que, este año, las sidras tienen una maduración más lenta que otros años encontrándose todavía un poco tiernas. Sin embargo, las sidras más adelantadas de la cosecha 2007 ya están siendo certificadas por parte de los 19 elaboradores inscritos en el Consejo Regulador. Con el comienzo en la comercialización de la nueva cosecha 2007, el Consejo Regulador recuerda a los consumidores que la única sidra que se puede denominar como “Sidra de Asturias” o “Asturiana” es la sidra con Denominación de Origen. Son las únicas sidras con la garantía de los controles de un Organismo Oficial de certificación, que es el Consejo Regulador (desde las plantaciones de manzanas auditadas y certificadas, la entrada de esta manzana, seguimiento y calificación de las sidras y hasta la comercialización del producto final) por parte de los inspectores independientes de nuestro organismo. Así, el Consejo Regulador alerta sobre la confusión que genera en el consumidor y en la hostelería, la proliferación de reportajes y publicidad de sidras sobre las que los propios interesados elaboradores y comercializadores, les otorgan un origen y unas calidades no amparadas por este Organismo Oficial y que por lo tanto, no son merecedoras de las garantías de Origen y Calidad por parte de este Consejo Regulador. El Consejo Regulador recuerda que todas las sidras amparadas bajo la D.O.P “Sidra de Asturias” llevan una contra etiqueta con nuestro logotipo expedida por el Consejo Regulador.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK