Asturias presenta en el Salón Internacional del Club Gourmets dos nuevas D.O.P.: Sidra de Asturias y

La sidra y el queso Afuegal Pitu serán las principales novedades alimentarias de Asturias en el XVIII Salón Internacional del Club de Gourmets. Ambos productos consiguieron recientemente el distintivo de Denominación de Origen Protegida y la primera producción, con el contraetiquetado que garantiza el control de su calidad y autenticidad, ha salido al mercado este año. La Sidra de Asturias con Denominación de Origen Protegida abarca tres tipos: sidra natural de escanciado tradicional, sidra natural y sidra. Para dar a conocer estas dos últimas variedades, que son las que mejor se adaptan al sector de la restauración, el Vicepresidente de la Unión de Asociaciones 1as de Sumilleres, Ceferino Cimadevilla Alonso realizará, el día 20 en el stand de Asturias, una cata comentada. Para la elaboración de todas las sidras con Denominación de Origen sólo se utilizan manzanas asturianas indicadas en el Reglamento de la Denominación de Origen: Durona de Tresali, Blanquina, Limón-Montes, Teórica, San Roqueña, Raxao, Xuanina, Fuentes, Verdialona, Ernestina, Regona, Clara, Meana, Coloradona, Carrio, Solarina,De la Riega, Collaos, Perico, Prieta, Perezosa y Panquerina. Esto garantiza el origen, las propiedades organolépticas y la calidad del producto. El queso afuegal pitu se elabora en los concejos asturianos de Morcín, Riosa, Santo Adriano, Grado, Salas, Pravia, Tineo, Belmonte, Cudillero, Candamo, Las Regueras, Muros del Nalón y Soto del Barco, con leche procedente de los rebaños de ganado vacuno lechero de las razas Frisona y Asturiana de los Valles, que pastan en estos territorios y que se manejan de acuerdo a las prácticas tradicionales de la zona. Su forma puede ser troncónica cuando se utiliza el molde con forma de cono truncado o de calabacín cuando se emplea una gasa que se retuerce en sus cuatro extremos, quedando impresos en el queso los pliegues de la misma. De consistencia blanda, se desmenuza fácilmente al corte, pudiendo ser untable dependiendo de su tiempo de maduración. Su sabor es ligeramente ácido, cremoso y bastante seco. En los rojos anaranjados, que se consiguen añadiendo pimentón, el sabor se acentúa a fuerte picante. Resulta pastoso y astringente a su paso por la garganta (“pitu”), término coloquial asturiano con el que se conoce a la faringe y que da fiel cumplimiento a su denominación. La Denominación de Origen Afuegal Pitu cuenta con cuatro modalidades, según la combinación de forma y color: Atrancau Blancu( troncónico, sin amasar y blanco); Atrancau Roxu (troncónico, amasado y rojo anaranjado); Trapu Blancu (calabacín, amasado y blanco) y Trapu roxu (calabacín, amasado y rojo anaranjado).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK