El Serida acogerá dos catas mensuales en sus instalaciones de Villaviciosa

Expertos del sector sidrero acudirán dos veces al mes a realizar las catas de certificación para la sidra con denominación de origen. El proceso de selección tendrá lugar en las instalaciones del Serida en Villaviciosa. Ayer se realizó la primera de las catas en la que participaron seis expertos en enología. El Consejo Regulador acordó seleccionar a 18 catadores, que realizarán el proceso de selección en grupos de cinco personas para determinar qué sidras son aptas para obtener el distintivo Sidra de Asturias. No obstante, el objetivo es conseguir un grupo de unas 40 personas, expertas en la bebida, y que no tengan relación con la sidra que se está catando. Previamente al proceso de cata se realiza una serie de análisis físico-químicos para comprobar el estado de la bebida. La labor del equipo de catadores consiste en analizar el aspecto, aroma y sabor de cada uno de los tres tipos de sidra acogidos a la denominación de origen (tradicional, de nueva expresión y achampanada). El comité de cata realiza una prueba de hasta diez sidras distintas en cada proceso de selección. Un día después, será el Consejo Regulador quien comunique a los respectivos lagares la aptitud de las sidras.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK