Los lagareros doblarán la producción de sidra protegida a pesar de la sequía

Poca agua, pero mucha sidra. A pesar de la sequía vivida este año por el campo asturiano, que ha obligado a adelantar la recogida de la cosecha de manzana, los 39 lagareros aglutinados en el Consejo Regulador de Denominación de Origen 'Sidra de Asturias' prevén sacar a la venta, el próximo mes de abril, dos millones de botellas de sidra con denominación de origen. La primera producción protegida que llega al mercado lo hará duplicando las previsiones iniciales de un millón de botellas. El incremento de producción irá parejo al del precio de la botella de sidra natural, que oscila ahora entre los 2 y 2,5 euros (332 y 416 pesetas) y que superará, según fuentes consultadas por este periódico, los 3 euros (500 pesetas). Desde el consejo regulador, su presidente, Ignacio Fuejo, confirmó ayer que prevé «un moderado incremento», a la vez que adelantó que los precios «serán libres. Lo que sorprende ahora es que para saber qué sidra es buena tienes que preguntar a los amigos, porque todas cuestan igual». Esa 'consulta popular' sobrará ahora, explicó Fuejo, quien aseguró que «toda la sidra protegida por la denominación de origen es la mejor elaborada de España». Para garantizar esa calidad, el consejo regulador realiza todo tipo de pruebas, análisis y auditorías tanto a los 226 productores asociados como a los 39 lagareros, que pagan 30 y 150 euros de inscripción, respectivamente, así como el 2% por botella o kilo de manzana cosechado. Esas tasas redundarán también en la subida del precio, aunque Fuejo explicó que «no tendría porqué, ya que ahora mismo hay lagareros que pagan por controles privados y, sin embargo, su sidra cuesta lo mismo que las demás». Todas más caras Pero el incremento de la botella no afectará sólo a las que lleven la etiqueta reguladora, sino que la falta de manzanas hace temer una subida generalizada. Según José Luis Rubiera, presidente de la Asociación Asturiana de Cosecheros de Manzana de Sidra (AACOMASI) la sequía «ha castigado la cosecha. Como mucho, alcanzaremos dos tercios de la cosecha normal en un año bueno, como debería haber sido este». Unos 15 millones de kilogramos de manzana se dan por perdidos, con lo que este año la cosecha será «de 32 millones de kilos», explicó Rubiera, con precios máximos que oscilan entre los 24 y los 30 céntimos de euro (40 y 51 pesetas), según se trate de manzana común o manzana protegida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK