Alejandro Álvarez Estrada. Gerente del Consejo Regulador de la Sidra: Es legítimo que los lagareros

Las primeras botellas de sidra asturiana con denominación de origen serán realidad la próxima primavera. El gerente del Consejo Regulador que vela por la denominación, Alejandro Álvarez Estrada, nombrado el pasado mes de abril, vela por que se cumplan los requisitos de calidad. -La denominación de origen es una realidad, pero ha costado lograrla. -Ha sido un proceso natural que finalmente desembocó en la constitución del Consejo Regulador, que comenzó su actividad en el mes de abril. Para llegar a la denominación el sector ha recorrido un largo camino, en el que han tenido que producirse cambios importantes. -�Se refiere al etiquetado obligatorio de las botellas? -Por ejemplo. Ése fue un avance clave. Muchos se rasgaban las vestiduras. Se ponía por delante todo tipo de argumentos, que si la etiqueta se caía al escanciar, que si resbalaba en la mano... Parece que la cosa no ha sido para tanto y hoy la etiqueta es algo totalmente normal en las sidrerías. Además, fue necesario aumentar el precio de la botella de sidra, que se encontraba estancado desde hacía años. -�Cuánta sidra amparada por la denominación saldrá al mercado? -La campaña de recogida de manzana y prensado se extendió desde el 14 de octubre al 30 de noviembre. Ahora toda la materia prima se encuentra ya en los lagares, en proceso de elaboración. Se calcula poner a la venta 1,5 millones de botellas de sidra. La cifra colma plenamente nuestras expectativas. También quiero aclarar que la sidra con denominación aún no ha llegado al mercado. -�Cuántos lagares se encuentran inscritos en el Consejo Regulador? -Prácticamente se encuentran todos los grandes y medianos. Tenemos un total de 39, de los que 29 se encuentran elaborando sidra en la presente campaña. El resto, por diferentes motivos, no se ha sumado a esta campaña. -La ola de calor de este verano puso en peligro la manzana de sidra. �Se han notado los daños? -El anómalo calor del verano terminó con el 25 por ciento de la cosecha. La cosa no fue tan grave como parecía en un principio. Aun así, hemos podido cumplir con lo previsto. Es importante contar con más productores que cultiven las variedades aptas para la elaboración de manzana con denominación. Eso se irá consiguiendo poco a poco. En la actualidad existen numerosas plantaciones jóvenes, en eje vertical, en las que tenemos puestas muchas ilusiones. -�Se aprecia una vuelta de la gente joven al mundo de la sidra? -Sobre todo, se nota que la gente se encuentra muy animada porque ve que la denominación ya es una realidad. Muchas personas se acercan a nuestra oficina en Villaviciosa para interesarse por el asunto. -De momento, la alternancia de cosechas sigue siendo un problema. -Pero cada vez se detecta más cerca una solución. Sin pecar de exceso de optimismo, yo estoy convencido de que contar con más productores de manzana puede ser una solución para garantizar el abastecimiento de manzana en años de mala cosecha, como será 2004. -�No le parece algo chocante que algunos lagareros que elaboran sidra con denominación comercialicen el producto denominado «sidra de manzana seleccionada»? -Es totalmente legítimo que los lagareros quieran diversificar al máximo su producción. Tal vez habrá que preguntarse si esas dos modalidades podrán colisionar en el futuro. De momento, la cuestión no plantea problemas. El objetivo del Consejo Regulador es, ante todo, lograr que los productores se encuentren bajo el mismo paraguas. -Pero el Consejo también realiza tareas de control y certificación. -El Consejo Regulador va a ser lo que sus miembros quieran. Si apuestan por él, puede convertirse en algo muy interesante que conseguirá un producto plenamente competitivo. -�Ya tienen las etiquetas preparadas para las nuevas botellas? -Será una especie de tirilla similar a la que utilizan otros consejos reguladores, como el del vino de rioja. -�Los consumidores están dispuestos a pagar más por la sidra con denominación de calidad? -El mercado dicta sus leyes y la tendencia actual de consumo está muy clara. Se apuesta por la calidad. Ahora los 1es valoran especialmente llevarse a casa productos de calidad, cuando hace unos años se fijaban más en la fecha de caducidad. La evolución ha sido notable. Además, el Consejo Regulador no fija precios ni de la sidra ni de la manzana, nos limitamos a llevar a cabo un control de los procesos. -�La Administración del Principado apoya el futuro de la denominación? -Las relaciones son excelentes. De hecho, el gran artífice de que la Denominación de Origen de la Sidra Asturiana sea realidad fue el anterior consejero de Medio Rural.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK