La marca Sidra de Asturias será exclusiva a partir del lunes

Sidra de Asturias será una realidad a partir del lunes. El consejo regulador de la denominación de origen multará a todas aquellas empresas que utilicen esta expresión u otras similares sin estar inscritas en el registro que han abierto para controlar el mercado. Sin embargo, el producto llegará a los clientes a finales de la primavera, cuando salga a la venta la primera cosecha elaborada con manzana seleccionadas y que cumpla todos los requisitos recogidos en la normativa aprobada por la Unión Europea. Los trámites legales de la denominación han entrado en la recta final mientras el consejo regulador se prepara la llegada de la bebida a las sidrerías. En el plano burocrático, tan sólo queda que Bruselas publique la aprobación --que ya ha comunicado al Principado-- en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas (DOCE). A su vez, los productores elaboran la primera cosecha. Los últimos datos del consejo reflejan un crecimiento en la adhesión a la marca protegida. Su registro ya tiene inscritos a 38 de los 106 lagares que están funcionando en la región. Según los cálculos realizados por el organismo regulador, entre el 1 y el 2% del total de la producción de este año llevará la etiqueta de Sidra de Asturias, lo que supone algo más de un millón de litros. LA PROHIBICION El consejo que vela por la denominación prepara el mercado. Así, el lunes comenzará a sancionar a las empresas o particulares que, sin estar inscritos en el registro, "utilicen en las etiquetas de sus productos expresiones tales como Sidra de Asturias, Sidra Asturiana o Sidra tipo Asturiana o cualquiera que haga referencia al ámbito geográfico de la protección". También quedará prohibido el uso de "nombres comerciales, razones sociales, marcas, signos y emblemas que por su identificación gráfica o fonética coincidan con los característicos de la denominación". El consejo pretende evitar las confusiones sobre la naturaleza o el origen de la naturaleza de los productos. En caso de que se incumpla esta directriz aplicará las sanciones previstas en el reglamento que publicó el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) el 4 de noviembre del año 2002. EL SECTOR La medida ha sido acogida con satisfacción por el sector. El secretario de la asociación de lagareros de Asturias (ALA), José María Osoro, señaló que es lógico que el consejo regulador adopte "medidas cautelares" e inicie "campañas de control" para vigilar el buen funcionamiento de la denominación. A su juicio, se trata de "proteger el nombre". José María Osoro recuerda que lo único que está haciendo este organismo es aplicar la normativa que ya ha sido aprobada. Aunque el secretario del colectivo de los lagareros también matizó que falta la publicación en el boletín europeo y la posterior apertura de un plazo de alegaciones, que tendrá un plazo de seis meses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK