La sidra con Denominación de Origen sólo será un 1% del total

El consejo regulador de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P.) Sidra de Asturias explicó ayer los pasos dados desde que, hace un año, se creara este órgano adscrito a la consejería de Medio Rural y Pesca. La cosecha de manzana asturiana que se está recogiendo actualmente --15 días antes de lo previsto debido a la sequía-- será la que se convierta en la primera remesa de sidra con denominación de origen, que verá la luz en la primavera del 2004. Según las previsiones del consejo regulador, la sidra que se produzca bajo los controles requeridos para obtener la denominación de origen representará un 1% del total de la producción asturiana, "aunque si el porcentaje es mayor, bienvenido sea", apuntaba el gerente, Alejandro Álvarez. Actualmente, 39 de los 100 de los lagares asturianos y 226 de los 4.000 productores que se registran en la región están inscritos en el consejo, después de abonar 159 euros y 30 euros, respectivamente. Durante el año de existencia de la denominación de origen protegida de la sidra, se han realizado auditorías en las parcelas de los 226 operarios, que reúnen un total de 600 hectáreas de pomaradas. El órgano regulador grava a los lagareros por la contraetiqueta un 2% del precio al que éstos comercializan la sidra, el mismo porcentaje que cobran a los productores, del precio por el que venden las manzanas. El gerente del consejo, Ignacio Fuejo, descartó que, al igual que ocurre con el vino dependiendo de las cosechas, "el precio de este tipo de sidra se dispare", ya que son 22 clases de manzana las admitidas para elaborar la sidra con denominación de origen. Una vez que se obtengan los primeros caldos, éstos serán sometidos en varios análisis-- físico-químico y organoléptico-- donde terminará el proceso de certificación de la calidad de la esta sidra. Actualmente, algunas sidrerías cuentan con pequeñas remesas de sidra elaborado con manzanas seleccionadas, hecho certificado por una empresa privada independiente. Estas botellas tienen un precio de 2.5 euros, frente a los 2.00 de la sidra convencional. Fuejo aseguraba ayer que el precio de la sidra con D.O.P. no tenía porqué ser superior.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK