La Denominación de la sidra ya cuenta con un consejo regulador

La Denominación de Origen de la sidra asturiana, figura que únicamente está en vigor en el ámbito de la comunidad autónoma, ya cuenta con un consejo regulador, aunque de carácter provisional. El organismo que regirá la figura de protección está integrado por una docena de representantes del sector, tanto de la Asociación de Lagareros Asturianos (ALA) como de la Asociación de Sidras de Asturias (ASA) y de la Asociación Asturiana de Cosecheros de Manzana de Sidra (AACOMASI). En concreto, este primer consejo está formado por Consuelo Busto, Rosa Cifuentes Buznego, Eloy Cortina, Pablo Echanove Arias, Carlos González Ballesteros, José Madiedo Victorero, José Masaveu Herrero, Álvaro Juan Menéndez, Samuel Menéndez Trabanco, José Palacio Álvarez, José Rodríguez Somonte y José Luis Rubiera Muñiz. Ahora, y una vez que la formación del consejo sea oficial tras su publicación en el «Boletín Oficial del Principado de Asturias» (BOPA), sus primeras actuaciones se centrarán en la apertura del registro de operadores de la denominación, tanto de plantaciones como de lagares. La inscripción en este registro resulta obligatoria para todos los elaboradores y cosecheros de manzana que pretendan acogerse a una figura de protección que, pese a las reticencias expresadas por el Ministerio de Agricultura, ya ha sido tramitada ante la Unión Europea (UE). Además, el consejo regulador deberá encargarse de las labores de control y certificación necesarias para garantizar que los productos acogidos a la denominación se ajusten al reglamento de la marca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK