Un alto cargo con Felipe González presidirá el consejo de la sidra

El nombramiento de Ignacio Fuejo Lago como presidente del consejo regulador de la denominación de origen de la sidra incumple el reglamento de esta figura de protección, publicado en el «Boletín Oficial del Principado de Asturias» (BOPA) hace poco más de una semana. En concreto, el artículo 25 del citado reglamento indica que tanto el presidente como el vicepresidente del consejo serán elegidos de entre los doce vocales que lo forman. Pues bien, el nombre de Ignacio Fuejo Lago no aparece en la lista de integrantes del organismo facilitado el pasado lunes por la Consejería de Medio Rural y Pesca del Principado. Además, todos los profesionales consultados por este diario han asegurado que no tienen conocimiento de que el presidente del consejo regulador tenga ni haya tenido relación alguna con el mundo de la sidra. El asturiano Fuejo Lago fue secretario general de Turismo durante el Gobierno de Felipe González, presidente de Paradores Nacionales y, además, ostentó la Consejería de Turismo de la Embajada de España en Lisboa. Su nombramiento para dirigir el organismo que rige la figura de protección de la sidra, que de momento tiene carácter transitorio, ha causado «sorpresa» en ámbitos lagareros. Fuentes consultadas por este diario aseguran que, aún sin poner en duda su valía para desempeñar el cargo, Ignacio Fuejo Lago es una apuesta de la Consejería de Medio Rural y Pesca para poner en marcha el consejo regulador y cuenta con el apoyo de los empresarios del sector de la sidra achampanada. Además de presidente, el consejo regulador de la denominación de origen de la sidra cuenta también con vicepresidente, cargo que ha recaído en José Rodríguez, que, en este caso, sí forma parte de los doce integrantes iniciales del organismo. Se trata de un representante de los elaboradores, más concretamente de la asociación que engloba a los industriales de sidra achampanada, y pertenece al grupo empresarial de El Gaitero. De acuerdo al reglamento de la denominación, el consejo regulador debe estar formado por seis vocales en representación del sector cosechero, otros seis del elaborador y un único representante de la Consejería de Medio Rural y Pesca, con capacidad para asistir a las reuniones del organismo con voz pero sin voto. El artículo 25 del reglamento de la denominación de origen dice textualmente: «De entre estos doce vocales, se elegirá un presidente y un vicepresidente, perteneciendo el presidente y el vicepresidente a sectores distintos» (cosecheros y elaboradores). La duración del mandato del presidente del consejo regulador de la denominación es de cuatro años, con la posibilidad de que sea reelegido.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK