El sector sidrero se sitúa como la segunda industria alimentaria en inversión tras el lácteo

Los lagares se han situado ya como la segunda industria alimentaria de Asturias en cuanto a nivel de inversión tras las empresas dedicadas a la producción láctea, aseguró ayer el consejero de Medio Rural, Santiago Menéndez de Luarca, quien auguró la unión en el futuro del cultivo de manzana y la elaboración de sidra. La Consejería de Medio Rural cree que los efectos positivos de la apuesta por lograr la Denominación de Origen para la sidra han comenzado a notarse ya. «No nos damos ni cuenta de la riqueza que ya se está generando», aseguró ayer en Infiesto Menéndez de Luarca. Como uno de los principales logros conseguidos hasta el momento, el consejero señaló el etiquetado de las botellas. «Hace dos años estábamos con la polémica sobre las etiquetas y ahora ya nadie las critica», aseguró De Luarca, quien recordó que esa medida ha permitido la presencia en el mercado de la sidra de distintas características y precios diferenciados. Pero sobre todo, lo acertado de la apuesta por conseguir nuevos mercados para la bebida regional se ha dejado sentir en la magnitud de las inversiones realizadas por los lagareros y en un aumento del precio de la manzana, «para que se compre a los precios a los que se debe pagar». De hecho, el titular de Medio Rural considera que en no muchos años las empresas dedicadas a la producción de sidra también se dedicarán al cultivo de la manzana, de forma similar a lo que ocurre con la uva y las grandes marcas de vino. Trámites de la Denominación Para desarrollar todo ese proceso, será fundamental la Denominación de Origen, que en pocas fechas el Gobierno regional espera aprobar para su tramitación ante la Unión Europea. Sobre esta figura de protección para la sidra asturiana, Santiago Menéndez de Luarca destacó el alto grado de entendimiento conseguido con todos los sectores implicados en su elaboración, desde los cosecheros de manzana hasta los lagareros. Al mismo tiempo, restó importancia a las diferencias de criterio con la Administración central respecto a algunos aspectos de la Denominación. El titular de Medio Rural limitó las discrepancias a discusiones técnicas y atribuyó al PP los intentos de generar «una falsa polémica explotada de forma partidista». «Es lamentable que los sectores implicados nos enteremos de los comentarios técnicos del ministerio por correveidiles que van al ministerio a poner pegas», criticó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK