Agricultura exige que se aclare el uso del gas para lograr la Denominación de la sidra

El Ministerio de Agricultura ha advertido al Gobierno regional que debe concretar más la utilización del gas en los procesos de elaboración de la sidra para poder garantizar que la Unión Europea (UE) no pondrá reparos a la concesión de una denominación de origen para la sidra asturiana. Los servicios técnicos ministeriales están estudiando en estos momentos la segunda solicitud remitida por la Consejería de Medio Rural para que la sidra acceda a una denominación de origen. Fuentes del Ministerio han confirmado que el Principado ha corregido la mayor parte de las irregularidades contenidas en el primer documento, que, según parece, no tenía ninguna posibilidad de recibir el visto bueno de la UE. Sin embargo, las mismas fuentes aseguran que aún quedan algunos aspectos por ajustar, relativos, sobre todo, al uso del gas, por lo que aún no se puede aventurar una fecha concreta para que la bebida asturiana acceda a una figura de protección de carácter nacional, que sería previa a la europea. El presidente del PP asturiano, Ovidio Sánchez, y el diputado autonómico Luis Peláez mantuvieron ayer un encuentro en Madrid con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, en el que, entre otras cuestiones, se abordó el proceso para la consecución de la denominación de origen para la sidra asturiana. Sánchez confirmó tras el encuentro que aún quedan algunos aspectos por perfilar para que el Ministerio pueda dar de paso la solicitud que le ha remitido el Gobierno regional y darle curso hacia la Unión Europea, toda vez que debe ser Bruselas quien dé carácter oficial a la figura de protección. En este sentido, fuentes ministeriales han dejado claro que las precisiones que se introducen a los documentos enviados por el Principado «no se hacen por capricho», sino para contar con las máximas garantías de que la solicitud será aceptada por la UE. Estas mismas fuentes advirtieron de que un hipotético rechazo inicial de Bruselas a la petición conllevaría importantísimos retrasos, incluso de años, por lo que «es vital acudir con los deberes hechos». El Gobierno regional envió al Ministerio una primera solicitud para la denominación de origen que fue rechazada por incluir la sidra achampanada y algunas variedades que no se encuentran contenidas en la legislación actual en materia sidrera. Tras analizar las prescripciones emitidas por el Ministerio, Medio Rural envió un segundo documento, que está siendo analizado actualmente en Madrid. En un principio, tal y como adelantó hace unas semanas LA NUEVA ESPAÑA, esta solicitud se adapta en general a las exigencias de la Unión Europea para la concesión de denominaciones de origen, aunque no es menos cierto que aún será necesario realizar algunos ajustes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK