Don Felipe alaba la protección de la sidra regional

Un manzano autóctono que crecerá en el patio de acceso a la fábrica da fe desde ayer de la visita a El Gaitero del Príncipe de Asturias. Don Felipe lo plantó simbólicamente y aprovechó la oportunidad para mostrar su apoyo a la recién solicitada denominación de origen para la sidra asturiana. El árbol da frutos de la variedad raxao , una de las 22 admitidas para la elaboración de bebida protegida por identificación geográfica. Con una puntualidad impecable, el heredero de la Corona llegó a la planta de La Espuncia (Villaviciosa) a las 17.30 horas. Allí le aguardaban los directivos y los trabajadores de la sociedad Valle, Ballina y Fernández S.A., productora de la marca, el alcalde del concejo, Asensio Martínez Cobián, y las máximas autoridades de la región. Durante 75 minutos, el Príncipe recorrió la colección permanente de la Fundación José Cardín Fernández --un museo histórico de la empresa dedicado a la memoria del gerente que dirigió el renacimiento de la empresa tras la guerra civil-- y la moderna planta de producción. Sus anfitriones (el presidente de la Fundación y director de la Real Academia 1a, Víctor García de la Concha; el director de la colección, Francisco Crabrifosse; y el actual gerente de la sociedad, José Cardín hijo) se mostraron encantados por el interés de Don Felipe. "Ha hecho preguntas atinadas y ha dicho que le gusta mucho la sidra", explicó Cardín. Antes de su partida, el Príncipe se fotografió con empleados y directivos de la planta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK