La denominación de origen Sidra de Asturias se pone en marcha

La denominación de origen «Sidra de Asturias» dio ayer su primer paso público, en Oviedo, tras suscribir todas las asociaciones del sector un documento final que permitirá a partir de ahora poner en marcha todos los mecanismos del Principado y del Gobierno central para que esta vieja aspiración llegue a puerto antes de que finalice este año. Los responsables de las distintas asociaciones del sector se reunieron ayer en Oviedo con el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, que al final del encuentro quiso anunciar personalmente la firma del acuerdo, que no dudó en calificar de «histórico». Afirmó que este paso será «decisivo» para el futuro de la sidra. «Esto es mucho más que un acuerdo, es el éxito de Asturias, que dentro de poco contará con una nueva marca de calidad, que contribuirá a potenciar nuestro sector agroalimentario, que ya es el veinte por ciento del sector industrial», afirmó el presidente del Ejecutivo regional. Los presidentes de las asociaciones de sidreros (ASA), José Cardín; lagareros (ALA), Eloy Cortina, y Cosecheros de Manzana de Sidra (AACOMASI), José Luis Rubiera, participaron en una reunión a la que también asistió el consejero de Medio Rural y Pesca, Santiago Menéndez de Luarca. Vicente Álvarez Areces explicó tras la reunión que las asociaciones fueron «claves para poder alcanzar este gran acuerdo para la denominación de origen “Sidra de Asturias”, por la que tanto se ha luchado y ha venido precedida de una serie de medidas que han contribuido de manera muy eficaz al objetivo, y demuestran que la unidad del sector se ha conseguido a base de diálogo». Las tres asociaciones ya habían suscrito un acuerdo el pasado día 9 de abril en el que se comprometían a presentar la solicitud de denominación de origen. El presidente del Principado destacó también que desde la Administración regional se ha tratado siempre de ayudar al sector para que consiguiese la denominación de origen, al tiempo que dejó claro que «el protagonismo corresponde a las asociaciones». La reunión de ayer, que se celebró en las dependencias de Presidencia del Gobierno, «no tuvo otro objeto», precisó Álvarez Areces, «que dar las gracias a los representantes de las asociaciones por su cooperación y felicitarles también por el éxito que han conseguido, que es el de Asturias, y la Administración está orgullosa y satisfecha de haberles ayudado a que se lograra este objetivo». Areces destacó la apuesta del Gobierno regional por el sector sidrero y recordó que están en marcha inversiones por valor de 18 millones de euros para potenciar un producto «que tiene un extraordinario futuro en nuestra región gracias a la denominación de origen, que le abrirá muchas puertas tanto en España como en el extranjero». La denominación de origen «Sidra de Asturias» no podrá ser utilizada por el sector hasta que pase a ser oficial el reconocimiento con carácter transitorio o definitivo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK