La producción de manzana doblará este año la obtenida en 2000 y 2002

El doble de lo esperado. Los cosecheros calculan que la producción de manzana alcanzará este año los 15 millones de kilos, a pesar de la vecería. Esto es, la alternancia entre una cosecha buena y abundante, que coincide con los años impares, y una mala, que se vincula a los pares. Desde hace dos años, la mayoría de los agricultores están utilizando productos químicos para fijar la flor del manzano, mientras otros van cambiando algunos de sus árboles por variedades más productivas y constantes con el fin de obtener una cosecha regular. Por el momento, no se ha conseguido vencer totalmente el fenómeno vecero, pero las técnicas empleadas comienzan a dar sus frutos. Si las previsiones se cumplen, esta campaña sobresaldrá sobre las de 2000 y 2002, en las que el campo asturiano dio siete millones de kilos de manzana. El presidente de la Asociación Asturiana de Cosecheros de Manzana de Sidra (Aacomasi), José Luis Rubiera, aseguró que, aunque doblar las cifras habituales es un dato «muy positivo», aún están lejos de alcanzar los 45 millones de kilos de media que se recaudan en los años impares. Le «preocupa» no haber acabado con la alternancia y por ello hace un llamamiento a la profesionalización del sector. El fin?: «Que la manzana sea una fuente de ingresos estable y que Asturias pueda dejar de recurrir a la importación». Y es que, según los datos de la cooperativa, para hacer frente a la demanda los lagareros comprarán otros 15 millones de kilos en otros países, en los que la manzana es mucho más temprana. Rubiera matizó que con la producción asturiana se podrán elaborar 15 millones de botellas de sidra. No obstante, «aún es pronto para saber cuántas toneladas se destinarán a cada variedad». A saber, la tradicional, la de nueva expresión, que se sirve en copa, la achampanada, la de marca de calidad y la de denominación de origen, que comenzó a comercializarse el pasado año. José Cardín, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias, aseguró desconocer la necesidad de manzana que los lagareros tienen para afrontar la partida de denominación de origen. El organismo, que está comenzando a dar sus primeros pasos tras su reciente creación, necesita más tiempo de rodaje: «Hasta que no llevemos funcionando unos años es muy difícil que conozcamos la disponibilidad y la necesidad», dijo Cardín. Eso sí, como lagarero y representante del Consejo, confió en que este año «haya suficiente producción». Dicho esto, hizo hincapié en el esfuerzo de los cosecheros por profesionalizar las plantaciones y asegurar vendimias regulares. También alabó la reconversión que están llevando a cabo algunos lagares para hacer frente a la denominación de origen. La primera hornada Los cosecheros ya están preparados para comenzar la vendimia. De momento, son pocos los que ya están 'pañando' la denominada primera manzana, de la que se espera recopilar unos tres millones. Y son pocos los que se han puesto manos a la obra, porque esta primera hornada es de peor calidad, ya que ya se ha caído del árbol y puede estar dañada. Rubiera insistió en que «no es la mejor, pero hay elaboradores que empiezan a trabajar con ella, porque se les acabó la sidra o quieren hacer la achampanada». El resto de cosecheros se incorporarán a la faena alrededor del 10 de octubre, cuando el fruto es de mayor calidad. Y como no hay tanta producción como en 2003, prevén finalizar la tarea a principios de noviembre. Es decir, un mes antes que en un año de bienes. Una vez recogido el fruto, toca venderlo entre los 105 lagares que existen en la región, 32 de los cuales se han decantado por la denominación de origen. El precio que alcanzará el producto es otra de las incógnitas. El presidente de los cosecheros indicó que no hay una cifra estipulada de antemano, porque la manzana «se vende a muchos precios». En 2003, la primera manzana se ofertó a unos 12 céntimos el kilo y la de denominación de origen rondó los 35. En esta ocasión, como la producción es escasa, se superarán estos costes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK