Nueva sidra versus vino blanco

De Asturias al resto de España y del chigre al restaurante. La sidra de nueva expresión es la apuesta definitiva que realiza la industria manzanera para intentar sobrepasar las fronteras regionales. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen ya ha presentado este nuevo producto en ferias nacionales (Alimentaria, Salón Internacional del Club Gourmets) y ahora busca promocionarla entre los profesionales vinculados a la alimentación. Medio centenar de sumilleres que se encuentran estos días en Oviedo para participar en el V Concurso Nacional, visitaron ayer Villaviciosa, donde descubrieron las características de una bebida que aspira a competir con los mejores vinos blancos 1es, como los finos. Tras recorrer el lagar de El Gobernador, este grupo de expertos en licores degustó la sidra de nueve lagares que forman parte del Consejo Regulador. 縌ué tiene esta sidra? El presidente de la Asociación Asturiana de Sumilleres, Ceferino Cimadevilla, realizó una exhaustiva descripción del caldo, desde su aspecto visual («amarillo dorado donde se pueden percibir microburbujas de carbono») hasta la impresión que deja en la nariz («un franco olor a manzana») y en la boca («una fresca acidez que facilita su tránsito bucal y estimula los jugos gástricos»). Como los vinos, consumida con moderación resulta beneficiosa para nuestro organismo, «ya que cuenta con ácidos frutales, muy recomendados en la actualidad». En definitiva, tiene «personalidad propia, por lo que merece un lugar en la sumillería». Ceferino Cimadevilla considera que la sidra de nueva expresión reúne las condiciones necesarias para sustituir a los elixires que habitualmente se consumen con canapés, mariscos y pescados a la plancha. «Posee unas condiciones que tienen muy pocos productos, tanto por su moderada graduación alcohólica como por su cuerpo», afirmó el experto en Villaviciosa. Actividades como la de ayer pretender dar a conocer una sidra con mayor salida comercial que la tradicional. Al contrario de ésta, la de nueva expresión se sirve directamente en copa y puede formar parte de la carta de cualquier restaurante desde Santander hasta Cádiz. Una de las tareas que se desarrollará en los próximos años es la formación de expertos catadores. Cimadevilla recuerda que aunque no existan certámenes exclusivamente dedicados a la sidra, el estudio de la bebida regional por excelencia ya se estudia en el curso oficial que la Unión de Asociaciones 1as de Sumilleres (UAES) imparte en Barcelona. Además, su asociación invitó en los últimos años a varios lagareros asturianos que impartieron clases a los futuros catadores. «Es importante conocer cómo servirla», apuntó el presidente, quien considera que en unos años podrían organizarse certámenes para expertos en sidra de nueva expresión. Si las campañas de promoción dan el resultado esperado, dentro de unos meses podremos pedir dos tipos de sidra en cualquier restaurante de España; en copa y en vaso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin煤a navegando est谩 dando su consentimiento para la aceptaci贸n de las mencionadas cookies y la aceptaci贸n de nuestra pol铆tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci贸n.OK