La sidra de nueva expresión es la mejor bebida de aperitivo

La sidra de mesa, denominada técnicamente como de «nueva expresión», tiene un futuro en el mundo de la gastronomía. Ceferino Cimadevilla, presidente de la Asociación de Sumilleres de Asturias, asegura que es la mejor bebida para la hora del aperitivo. -�Cuál es el espacio gastronómico ideal para la sidra de nueva expresión, que no se escancia? -Hoy por hoy, la sidra de mesa que elaboran varias empresas asturianas es el mejor aperitivo que existe en el mercado. Tiene a favor factores como su ligereza, baja graduación alcohólica y la acidez, que consigue abrir el apetito. Hay que buscarle un lugar en el mercado. No se trata de competir con nadie ni de sustituir a otras bebidas. -�Eso es suficiente para vender el producto? -No hay ningún vino para todo, y tampoco habrá una sidra para todo. Lo importante ahora es llegar a muchas mesas. Si no estamos en ninguna parte no habrá avances. Tampoco es menos cierto que los ácidos frutales están de moda. Ésa es otra de las bazas que pueden jugarse. -� Qué pasos deben darse para que la sidra de mesa gane prestigio en España? -El día 24, en el marco de una reunión internacional de sumilleres que se celebrará en Sevilla, tendrá lugar una comida con sidra. Es un modo de promocionar la bebida en el mundo de la gastronomía. No podemos estar esperando a que todo salga de la Administración. Cuando las cosas se enseñan consiguen salir fuera. Durante el concurso mundial de sumilleres, en Viena, algunos participantes conocieron la sidra asturiana de nueva expresión. Una de las consecuencias inmediatas es que uno de los restaurantes más famosos de Portugal, ubicado en Cascais, con una estrella Michelin, va a incorporar sidra en su carta a partir de septiembre. La gente se interesa cuando conoce el producto. No podemos estar esperando a que vengan a buscarlo aquí. -�Cuál es el modo ideal de servir la sidra en copa? -Requiere una copa grande, de borgoña o de agua, y necesita diez o doce grados de temperatura. El vino blanco es una cosa y la sidra de mesa, otra. Pueden compartir mesa perfectamente. De las diez marcas que se elaboran en la actualidad, hay cinco o seis muy buenas. -�En la sidra llegarán a distinguirse añadas? -Por supuesto que existen añadas. De hecho, a Sevilla llevamos botellas de 2003 y de 2004. La del año anterior está mejor. No hay por qué consumir toda la producción en el mismo año, exactamente igual que pasa con el vino. -Asturias acogió en octubre la final del concurso nacional de sumilleres. �Qué tal resultó? -Por primera vez fue abierto al público. Queríamos que la gente disfrutase con ello. También aprovechamos para presentar todos los productos asturianos con denominación de origen. Los representantes de las diecisiete comunidades de España visitaron algunos lagares y quedaron encantados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK