«Si en China hay materia prima y demanda para producir sidra, ¿por qué no hacerlo?

PERFIL El número 142 de la madrileña calle Arturo Soria es parada obligatoria para aquellos empresarios 1es que proyecten hacer negocios en China. Allí se encuentra la oficina del consejero económico del país más poblado del planeta, donde trabaja en calidad de primer secretario Zhai Chengyu. Este funcionario de carrera, dependiente orgánicamente del Ministerio de Comercio del Gobierno chino, ha dedicado los últimos trece años de su vida (tiene 36) a la gestión de asuntos bilaterales entre su país y España. Él es la persona que, con una sonrisa en la boca y alguna que otra dificultad idiomática, explica a hipotéticos inversores las bondades económicas y las múltiples oportunidades que brinda hoy el gigante asiático. La Granda (Gozón), Francisco L. JIMÉNEZ El primer secretario comercial de la embajada de China en España, Zhai Chengyu, compareció ayer en los cursos de verano de La Granda cargado de contundentes estadísticas sobre el ingente potencial de la economía China, un país que, por ejemplo, ya alcanza con tan sólo el 10 por ciento de su población el potencial de consumo de toda España y, según se estima, fabricará en dos décadas el 25 por ciento del total mundial de manufacturas. Las recientes visitas de delegaciones políticas y comerciales al país asiático, entre ellas la encabezada por el presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, acrecientan el interés por el mercado de moda. «China necesita del mundo y viceversa», afirma categórico el diplomático. -�Cuáles son los poderes comerciales de China? -Los factores primordiales a considerar son la existencia de un vasto mercado de 1.300 millones de habitantes y que se trata de un país en vías de desarrollo. No se puede ocultar que hay 50 millones de chinos que aún viven en la pobreza, que hemos de enfrentarnos a problemas como el paro, el envejecimiento de la población o la cobertura sanitaria. China necesita cincuenta años para convertirse en un país medianamente avanzado, pero ahí es precisamente donde surgen incontables oportunidades para las empresas extranjeras y para países como España. China quiere progresar y para conseguirlo tiene sus puertas abiertas a la inversión y al comercio exterior. -�Qué ofrece su país a los empresarios foráneos? -Bajos costes de producción, un inmenso mercado, como ha quedado dicho antes, de clase media, un amplio abanico de sectores en los que intervenir y la decidida voluntad del Gobierno chino de colaborar mediante políticas de incentivos fiscales y arancelarios, muy en especial en las regiones centrales de la nación. -La distancia se antoja un factor negativo para comerciar con China, aunque sólo por el encarecimiento de los productos debido al transporteÉ -�Acaso España no comercia con Chile, que está tan lejos como China? La distancia geográfica no es tan importante como la cultural o como la barrera psicológica, cuestiones que suelen resultar disuasorias. En este sentido, es importante que los empresarios ya radicados en China difundan su experiencia para generar confianza y que otros venzan su timidez. -Más allá de declaraciones voluntariosas, �qué presencia real tienen España y Asturias en China? -Se están recogiendo los frutos de años de trabajo. Así, Telefónica tiene prevista una inversión de 240 millones de euros, las constructoras Acciona y Gamesa anuncian su entrada en el mercado chino, Roca ha abierto dos fábricas de sanitariosÉ En el caso asturiano es conocida la presencia, desde hace años -y muy exitosa, por cierto-, de Alsa y, más recientemente, de Industrias Lácteas Asturianas (ILAS). -�Proyectos en ciernes? -Una de las líneas prioritarias de trabajo del Gobierno chino es el abastecimiento de productos agroalimentarios, pues tiene a su cargo 1.300 millones de bocas que alimentar. �Por qué no puede ser, dada la tradición sidrera de esta región, que se produzca sidra en China? -�Lo dice en serio? -El potencial del mercado chino es inmenso, todo es posible. En China se cultiva mucha manzana y no faltan consumidores potenciales; por tanto, existe materia prima y demanda. Lo que sería menester es realizar una campaña de promoción para dar a conocer la sidra entre mis compatriotas, porque allí no es una bebida popular. -�Sabe de las quejas que genera la venta en España a precios muy bajos de artículos fabricados en China? -Mi país ha abierto las puertas al comercio exterior, pero a su vez espera que exista correspondencia para exportar sus productos. Creemos posible ordenar los flujos mercantiles y complementarlos. �Cómo? Las empresas 1as son fuertes en I+D y tecnología, las chinas tienen ventajas competitivas en costesÉ Pues, foméntese que trabajen juntas, como ya ocurre con firmas del textil para obtener beneficios mutuos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK