El culín de las cinco

Allí donde hay manzanas se produce sidra. En cualquier parte del mundo. Incluso en países donde no hay pomaradas. "Como por ejemplo, Finlandia". En el norte de Europa, donde impera el hielo y el frío glacial, no nacen las manzanas pero sí que llega la tradición de su zumo fermentado. "Las cantidades producidas y consumidas es sorprendente en la zona nórdica, o en lugares con tradiciones nuevas como Sudáfrica o Irlanda". De este modo hablaba ayer John Thatcher sobre el pasado y futuro de la industria de la sidra , en Villaviciosa. La ThatcherIs Cider Company fue fundada en 1904 cerca de la ciudad de Bristol. Su presidente --por tercera generación-- ha sido galardonado con el premio de la Fundación de la Sidra de Nava e inauguró el primer foro internacional de la bebida con una conferencia en la que realizó un análisis del sector. Es uno de los empresarios sidreros más importantes del Reino Unido. Ahora es su hijo el que dirige el lagar en el que se producen 18 millones de litros de 40 variedades diferentes. "He tenido la suerte de ver la elaboración en muchas partes del mundo, desde Suecia a Nueva Zelanda y China". Pero para Thatcher "el verdadero hogar de la sidra es aquí, en el norte de España, el oeste de Francia y el suroeste de Inglaterra, donde todos compartimos tantas similitudes, ya sean culturales, tradicionales o climáticas". A pesar de todo, las diferencias a la hora de disfrutar de los caldos son evidentes. "En mi país --comentaba-- no se escancia. Es una bebida social que se disfruta en casa con comida o en los pubs". El caso de Asturias es "único" en el mundo. Es más. "En Asturias en mucho más que una tradición, es todo una cultura". Eso es lo que más envidia --sanamente, por supuesto-- Thatcher de la sidra de la región, además de su fuerte sabor. "En Inglaterra es más suave para favorecer el consumo, pero a mi me gusta la de aquí". Indicó que de ellos también pueden aprender los productores asturianos. "Nosotros ya hemos solventado el problema de la disponibilidad de manzanas. Tenemos todo los años". Una de las intenciones del industrial inglés es, de hecho, encontrarse con homólogos de la región y compartir sus experiencias para un enriquecimiento. FUTURO Thatcher, según reza su currículo, es miembro del Comité Ejecutivo y Presidente del Comité Investigación del Centro de Pomología de la Asociación Nacional de Productores del Reino Unido. Para él el futuro de al sidra y su promoción no se encuentra en la denominación de origen sino en el trabajo conjunto de los lagareros. En cuestiones comunes a ambos países, el productor incidió en la necesidad de controlar el uso de sustancias químicas --"sobre todo en las plantaciones"--, reducir las emisiones de dióxido de carbono en las fábricas y los residuos. "Hay un dicho inglés que dice: una manzana al día mantiene al médico alejado". La sidra es manzana, o casi. "Necesitamos hacer públicas las propiedades saludables de la bebida". Para el británico --así lo expuso ante el público-- "un vaso de sidra es beneficioso".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK