EL PROCESO DE LA SIDRA

(1) Empieza el trabajo en el lagar: lavado de la manzana Las manzanas, una vez que llegan al lagar, van pasando a un canal que las arrastra hacia el proceso denominado de aclarado. Un ritual que se repite cada otoño. Con ello se consigue eliminar todo rastro de suciedad, hojas o ramas. (2) Selección de la fruta para prensar La separación de las piezas dañadas se realiza a mano. Ninguna fruta defectuosa puede llegar a la prensa para convertirse en sidra. La manzana llega desde el canal de lavado a través de un bombeo continuo de agua. El proceso se realiza de manera constante. El reguero de las manzanas pasa luego a una ducha de aclarado, previo a la prensa. (3) El prensado de la manzana Cuando la manzana pasa a las prensas neumáticas se inicia la fase de triturado, que tiene como finalidad extraer todo el zumo de la fruta. Cada una de las prensas tiene capacidad para procesar diez toneladas de manzana en cinco horas. De la prensa, el mosto pasa ya a los depósitos. (4) Escanciado de la sidra Una de las ventajas de las nuevas tecnologías es la posibilidad de elaborar sidra en cualquier mes del año, sin contar con la climatología. Se llevaría a cabo si hubiese materia prima disponible. Las pruebas sirven para determinar si la sidra está a punto, antes de pasar al embotellado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK