La UE aprueba de forma definitiva el reglamento de la Denominación de Origen 'Sidra de Asturias'

La Comisión Europea ha aprobado de forma definitiva la Denominación de Origen Protegida 'Sidra de Asturias' o 'Sidra d'Asturies', según informó ayer la Consejería de Medio Rural y Pesca del Principado. El sector sidrero ha dado con ello un paso importante para mejorar la comercialización exterior. El Diario Oficial de la Unión Europea del pasado 23 de diciembre publica el reglamento por el que se dan por finalizados todos los trámites administrativos relacionados con la denominación, que señala que , al no encontrar ninguna oposición, pasa a formar parte del Registro de Denominaciones de Origen y de Indicaciones Geográficas Protegidas. La Consejería de Medio Rural y Pesca se ha manifestado muy satisfecha con la noticia. La consejera Servanda García considera que ello «aportará tranquilidad al sector y pondrá punto final a las incertidumbres provocadas por discursos malintencionados que hacían referencia a una incorrecta tramitación». Por su parte, los lagareros expresaron también su satisfacción al conocer la noticia, aunque recordaron que hay, todavía, mucho terreno por andar. El gerente de la Asociación de Lagareros de Asturias (ALA), José María Osoro, señaló que «la denominación no es un fin, sino sólo un paso más, y lo que interesa es el avance del sector». La nueva regulación se convertirá, reconoce el gerente de ALA, «en un instrumento muy interesante para proteger el producto y el nombre de Asturias», y en este sentido sí que hay que celebrar que se haya llevado a cabo. Sin embargo, Osoro opina que sin un respaldo importante detrás, sus efectos apenas se notarán. Los lagareros consideran fundamental que el sector avance en diversificación, en búsqueda de calidad, en control del proceso de elaboración o trazabilidad y, especialmente, en estrategia comercial para el mercado exterior. Los lagareros llevan mucho tiempo solicitando políticas de apoyo al sector, encaminadas especialmente a la modernización y promoción en el mercado exterior. Sin embargo, como recordó Osoro, en el plan de exportaciones del Principado no figuran los productos agroalimentarios. Es necesario un apoyo decidido, en su opinión, «con otra serie de acciones; la denominación debe ser la cabeza del pelotón, la marca que lidere el futuro del sector, pero detrás debe haber muchas acciones». Por su parte, el diputado regional del PP Luis Peláez celebró el «final de un proceso muy positivo para Asturias», pero apuntó que «contrasta con la acción de gobierno tanto en Asturias como en Madrid». En su opinión, se debe respaldar este paso que se ha dado con iniciativas necesarias solicitadas en varias ocasiones por el sector, como el registro de pomaradas o la dotación de ayudas directas e indirectas a los productores. Peláez recordó, además, que el Gobierno central se comprometió a emprender una apoyar una campaña a nivel nacional de promoción de la sidra de Asturias, una campaña que ni llegó este año ni está prevista en los presupuestos para el próximo año. Nuevas tramitaciones La Sidra de Asturias pasa desde ahora a formar parte de los productos emblemáticos asturianos protegidos por Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida (IGP), el Queso de Cabrales, la Faba Asturiana, la Ternera Asturiana, el Queso Afuega'l Pitu, el Vino de la Tierra de Cangas y el Queso Gamonéu. A todos estos productos hay que añadir aquellos que se elaboran y transforman bajo el amparo del Consejo de la Producción Agraria Ecológica (COPAE) de Asturias, cuya etiqueta supone también un valor añadido. Además, en actualmente la Consejería de Medio Rural trabaja en nuevas figuras de protección para otros productos como el Chosco de Tineo, el Queso Casín, el Queso de los Beyos y la Miel de Asturias, sin descartar la posibilidad de ampliar la lista a corto y medio plazo. Además, se está trabajando en el diseño de una marca colectiva, 'Fresco del Cantábrico', cuyo objetivo es mejorar la posición en el mercado los productos pesqueros. En todos los ámbitos se ha venido haciendo hincapié en que la calidad es la única salida posible para el sector agroalimentario asturiano. La denominación de origen de la sidra era muy necesaria y, por fin, ha llegado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK