El sector sidrero espera multiplicar por diez la producción con denominación de origen en 2009

La reciente aprobación por parte de la Unión Europea de la Denominación de Origen Protegida 'Sidra de Asturias' ha generado ciertas esperanzas en el sector sidrero. No porque se trate de algo inesperado, sino porque una vez superado el trámite se podrán llevar a cabo las tan reclamadas promociones para la venta en el exterior de la sidra más selecta del Principado. Según la gerente del Consejo Regulador, Reyes Ceñal, para 2009 se estaría en condiciones de llegar a multiplicar hasta por diez la actual producción, que en los dos últimos años permanece estancada en las 350.000 botellas anuales. Una cifra discreta que no llega a representar ni el 1% de la producción total de la región. Según Ceñal, si los acontecimientos siguen el rumbo esperado, dentro de cuatro años las pumaradas asturianas reservadas para la elaboración de sidra con denominación podrán producir entre seis o siete millones de kilos, unas diez veces más que en la actualidad. La cuestión es si se podrá dar salida a toda esa producción con las etiquetas de denominación de origen. Es decir, una cosa es la capacidad para generar materia prima, y otra que se emplee para elaborar ese tipo de sidra. Todo dependerá del comportamiento del mercado y la aceptación del producto. En este punto, las administraciones públicas jugarán un papel importante. La consejera de Medio Rural y Pesca, Servanda García, adelantaba ayer que, al fin, se llevará a cabo en la próxima primavera una campaña de promoción de la 'Sidra de Asturias' en todo el territorio nacional. Hace más de un año que la ministra del ramo había prometido este tipo de actuaciones, aunque hubo que esperar a la resolución de la UE para que tome cuerpo. Según la consejera, será el Principado el encargado de llevar a cabo la campaña con el apoyo del Gobierno central. Diversificación El objetivo de estas acciones será dar a conocer en otras regiones el tradicional producto asturiano y abrir un mercado que, en unos años, sea capaz de absorber los cuatro millones de litros que el sector estará en condiciones de producir con denominación de origen. El presidente de la Asociación de Lagareros de Asturias, José María Osoro, entiende que tras la resolución de la UE «el porcentaje de sidra con denominación tendrá que ir aumentando», aunque serán necesarias otras medidas para que eso sera posible. Además de la mencionada promoción, cree fundamental la mejora de las «condiciones de exportación y la diversificación de productos con la producción de licores, aguardientes, vinagres...». Puestos a pedir José María Osoro cree necesarias también otra serie de medidas que mejoraría la situación del sector sidrero. «Sería conveniente tener un observatorio de las cosechas de manzana, ver cómo está la producción, detectar problemas y sus causas y dar soluciones». Lo dice porque «el manzano de sidra va en recesión, se pierden más que se plantan», pese a las optimistas previsiones del Consejo Regulador en lo referente a las plantaciones reservadas para la denominación de origen. También pide el presidente de los lagareros «un libro blanco del sector, porque la investigación la ha asumido el propio empresariado, por ejemplo, con la creación de la sidra de nueva expresión: todo esto son desarrollos de empresas».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK