El boicot al cava catalán impulsa las ventas de la sidra asturiana

El gerente de la Asociación de Lagareros de Asturias (ALA), José María Osoro, se hizo eco de una información que aseguraba que una firma de sidra gasificada asturiana había aumentado su volumen de ventas esta Navidad en un 20%, cuando sus expectativas de crecimiento estaban entre el 6 y el 8%. Debido al boicot, muchas cestas de Navidad cambiaron el cava por la sidra. Otra circunstancia positiva que se dio el año pasado fue la presencia de la sidra, por primera vez, en la final del concurso nacional de sumilleres celebrado en Oviedo. Osoro calificó este hecho de «hito histórico», y recordó que «hasta ahora, la sidra no aparecía por ningún lado» y gracias al concurso de Oviedo ha sido tomada en consideración por los mejores sumilleres de España. Ha sido el primer paso para consolidar el prestigio de la sidra asturiana en el exterior, y comenzar a impulsar su venta fuera de Asturias. Este es el gran reto del sector, al que habrá que sumar la profesionalización de los productores y la garantía de que la cosecha abastecerá a los lagares todos los años. Osoro recordó que se pierde cada año cien hectáreas de pomaradas, mientras que no se cultivan más de 60 anuales de nuevo cuño.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK