Un futuro en manos del consumidor

El futuro de la sidra con denominación de origen está en manos del consumidor. José Cardín, presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Sidra de Asturias, tiene claro que el éxito de la bebida regional ha de estar respaldado por el consumo. La calidad es uno de los factores que deben acompañar al caldo regional que respalda el sello comunitario, asegura Cardín. A juicio del presidente del Consejo Regulador, el sector debe ahora dirigir todos sus esfuerzos no tanto al mantenimiento de un nivel aceptado de producción, que ya está en condiciones de desarrollar, sino en atender la demanda. Los primeros resultados son positivos. En lo que va de año ya se ha registrado un aumento del consumo de sidras de la DOP, señala Cardín. «En el consumidor va calando la idea de que existe un producto diferenciado y con unas garantías», subraya Cardín. Sidra de Asturias afronta ahora el reto de llegar a nuevos mercados. Es momento para una campaña de promoción que fomente su consumo. En el recuerdo queda la promesa de la ministra de Agricultura, que en su visita a Asturias en el verano de 2004 garantizó el respaldo del Gobierno central. Los meses han pasado y aunque desde el Consejo Regulador se mantiene la «ilusión», tampoco descartan asumir ellos mismos el reto. «Si no hay campaña estatal, somos conscientes que la tendremos que poner en el aire nosotros», admite Cardín. Desde los inicios, añade, el sector siempre funcionó de forma autónoma: «Nunca esperamos que nadie nos hiciera nada». No renunciarán a ninguna ayuda, pero son conscientes que habrá que esforzarse. El proceso para la obtención de la marca de garantía ha sido largo. Los industriales nunca desistieron en su apuesta por la calidad y ahora ven con «tranquilidad» la inscripción de Sidra de Asturias en los registros de la DOP. «Todo en orden» «Todo está en orden», resume Cardín. La introducción en el mercado será, a su juicio, de forma progresiva. El consejo ya prepara nuevas acciones de publicidad y promoción de la marca este año. Tanto en Asturias como en el exterior. Para cada lugar se hará un diseño ajustado. Hay que llegar a todos los potenciales consumidores. Estas y otras cuestiones serán analizadas en el Conceyu Abiertu, organizado por el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA mañana, lunes, a las ocho de la tarde, en el Museo de la Sidra de Nava. Con el presidente del Consejo Regulador estará la directora general de Agroalimentación, Tomasa Arce; el gerente de la Asociación de Lagareros de Asturias (ALA), José María Osoro; la presidenta de la Asociación de Sidra Asturiana (Assa), Consuelo Busto, y el gerente de la Asociación de Cosecheros de Manzana de Sidra, Jorge García. La DOP Sidra de Asturias certifica el origen y calidad del producto, uno de los principales requisitos del consumidor tanto en mercados nacionales como internacionales. Bajo esta marca genérica se benefician los productores de manzana y los elaboradores de sidra de la región. Ambos están sometidos a un riguroso proceso de control por parte del consejo, en el que ellos mismos están representados. Para el consumidor se anuncia como una sidra con su sabor más auténtico con unos parámetros de calidad garantizados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK