Preguntas frecuentes

Todo sobre el consejo. Envíanos tus preguntas

Si no obtiene una respuesta satisfactoria para sus dudas a través de esta sección de Preguntas Frecuentes, puede hacernos su pregunta a través de nuestro formulario de contacto.

¿Cuáles son las características propias de la Denominación de Origen Sidra de Asturias?


Sus principales objetivos van encaminados a velar por la calidad del producto y a proteger las sidras que, reuniendo las características definidas en su Reglamento, hayan cumplido en su producción -recolección-, elaboración y embotellado todos los requisitos exigidos en el mismo.
La zona de producción de las sidras amparadas por la DOP Sidra de Asturias está constituida por los terrenos ubicados en todos y cada uno de los Concejos que conforman el ámbito territorial del Principado de Asturias.
La elaboración de las sidras protegidas se realizará con manzanas de las variedades comprendidas dentro de los siguientes bloques tecnológicos: Ácido: Durona de Tresali, Blanquina, Limón Montés, Teórica, San Roqueña, Raxao, Xuanina y Fuentes; Dulce: Verdialona y Ernestina; Ácido-amargo: Regona; Amargo: Clara; Amargo-Semiácido: Meana; Dulce-amargo: Coloradona; Semiácido: Carrio, Solarina, De la Riega, Collaos, Perico, Prieta, y Perezosa; Semiácido-amargo: Panquerina. La defensa de la Denominación de Origen Sidra de Asturias está encomendada al Consejo Regulador.


¿Cuáles son las ventajas de la Denominación de Origen?


Proporciona un marco estricto y legal de defensa y protección del producto contra el fraude.
Fomenta y favorece la organización del sector productivo.
Mejora la divulgación, promoción y la oferta del producto protegido a nivel regional, nacional e internacional.
Facilita el acceso de los productores a mercados nacionales e internacionales.


¿Cuáles son los derechos y obligaciones de los inscritos?

Derechos de los inscritos:

Sólo los inscritos en el Registro de Operadores podrán producir manzana con destino a la elaboración de sidras protegidas, transformar dicha manzana y obtener sidras que podrán ser certificadas como Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias y envasadas bajo el amparo de dicha denominación.

La Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias sólo puede aplicarse a la sidra procedente de plantaciones y lagares inscritos en el correspondiente Registro de Operadores, que haya sido producida, elaborada y envasada conforme a las normas exigidas por el Reglamento de la Denominación y que reúnan las condiciones físico-químicas y organolépticas establecidas.

El derecho al uso de la Denominación de Origen Protegida en documentación, etiquetas, publicidad o propaganda, es exclusivo de las firmas que una vez inscritas y registradas en el Consejo Regulador, han obtenido la certificación del producto.

Obligaciones de los inscritos:

Los inscritos quedan obligados al cumplimiento de las disposiciones del Reglamento y otros documentos internos del Consejo Regulador, sin perjuicio de lo que dispongan las normas legales vigentes, así como a satisfacer las tasas que les correspondan.

Los inscritos deberán tener actualizada la inscripción en el Registro y estar al corriente en el pago de sus obligaciones con el Consejo. El Consejo Regulador garantizará la confidencialidad de todos los datos obtenidos de la personas registradas.

Con el objeto de poder acreditar el origen y calidad de las sidras, los titulares de las plantaciones y lagares están obligados a cumplir los siguientes requisitos:

Las personas que tengan inscritas las plantanciones o lagares sólo podrán tener almacenadas las manzanas, mostos y sidras en los terrenos o locales declarados en el Registro, perdiendo en caso contrario el derecho a la Denominación de Origen.
Todos los titulares de las plantaciones y lagares deberán declarar al Consejo Regulador lo siguiente:


1. Las firmas inscritas en el Registro de Operadores "Plantaciones" han de presentar, una vez terminada la recolección, declaración de la cosecha obtenida en cada una de las plantaciones inscritas, indicando el destino de la misma.

2. Las firmas inscritas en el Registro de Operadores "Lagares" han de declarar el volumen de sidra obtenido, debiendo consignar la procedencia de la manzana y el destino de las sidras que venda.

Las marcas, símbolos, emblemas, leyendas publicitarias o cualquier otro tipo de propaganda que se utilicen en las sidras protegidas por la Denominación de Origen, no podrán ser empleados bajo ningún concepto, ni siquiera por los propios titulares, en la comercialización de otras sidras no amparadas o bebidas derivadas de manzana.


¿Cómo integrarse en la Denominación de Origen?


Mediante la inscripción en el Registro de Operadores
Las peticiones de inscripción en el Registro de Operadores de "Plantaciones" y "Lagares" se deben dirigir al Consejo Regulador.

¿Quiénes pueden inscribirse?

En el Registro de Operadores "Plantaciones" podrán inscribirse los titulares de las plantaciones situadas en la zona de producción que se ajusten a lo establecido en el Reglamento de la Denominación de Origen y cuya manzana pueda ser destinada a la elaboración de sidras protegidas.

El Consejo Regulador entregará a los propietarios de las parcelas inscritas una credencial de dicha inscripción.

La cuota de inscripción para las plantaciones será la vigente en ese momento, por titular. Asimismo se fijará una cuota anual cada campaña.

En el Registro de Operadores "Lagares" podrán inscribirse los titulares de las instalaciones de elaboración de sidra situadas en la zona de producción que el Consejo Regulador compruebe que son aptas para elaborar sidras y que puedan optar a ser protegidas por la Denominación de Origen Protegida. La cuota de inscripción para los lagares será la vigente en ese momento, por titular. Así mismo se deberán satisfacer unas cuotas anuales cada campaña.

La inscripción en el Registro de Operadores no implica que los interesados no tengan la obligación de inscribirse en los Registros que estén establecidos, como el Registro de Industrias Agrarias y el de Envasadores y Embotelladores. Esto se habrá de acreditar previamente a la inscripción en los Registros del Consejo Regulador.

¿Cuáles son las condiciones de inscripción?


Voluntariedad de la inscripción.

La inscripción en los Registro de Operadores es voluntaria, al igual que la correspondiente baja. Una vez producida ésta, deberá transcurrir un tiempo mínimo de un año para poder proceder a una nueva inscripción, salvo cambios de titularidad. Las entidades registradas también podrán causar baja por sanción del Consejo Regulador, no pudiendo solicitar nuevamente el alta antes de transcurridos dos años.

Para poder obtener la certificación de la sidra con la Denominación de Origen Protegida será necesaria la inscripción en el Registro.

Vigencia de la inscripción

Para la vigencia de la inscripción en el Registro de Operadores, será indispensable cumplir en todo momento con los requisitos que impone el Reglamento de la Denominación, debiendo comunicar al Consejo Regulador cualquier variación que afecte a los datos suministrados en la inscripción cuando ésta se produzca. En consecuencia, el Consejo Regulador podrá suspender o anular las inscripciones cuando los titulares de las mismas no se atengan a tales prescripciones. El Consejo Regulador efectuará inspecciones periódicas para comprobar la efectividad de todo lo mencionado anteriormente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK