Luis Benito García. Autor de Beber y saber, que opta a mejor libro gastronómico internacional

El premio «Gourmand World Cookbook Awards» presume de ser el galardón internacional más importante de libros relacionados con la cocina y la gastronomía. En esta edición, estos «Oscar» de la alimentación han seleccionado la obra «Beber y saber» del lavianés Luis Benito García para optar al máximo premio, en competición con otros cuatro trabajos de autores que proceden de Francia, China e Inglaterra. -Usted es experto en la historia de la alimentación desde el punto de vista social. -La cultura popular tiene una vertiente importante en el ámbito de la historia de la alimentación, sobre todo desde el punto de vista de la comensalidad y de comer en sociedad. No tanto refiriéndose al ámbito de la economía como al entorno más social. -�A qué se refiere con comensalidad? -Protocolo, sociabilidad alrededor de una mesa donde se intercambian valores, símbolos, mensajes. Cómo van evolucionando las maneras en el comer y en el beber. El protocolo es un asunto muy importante por la cultura material que se desarrolla: las maneras en la mesa, los cubiertos. Existen muchos manuales de modales de la mesa donde se recogen una normas que se deben adquirir. -Su libro se titula «Beber y saber». �Qué caracteriza, por ejemplo, a la sidra frente a otras bebidas? -Existe una cultura muy especializada alrededor de la sidra. Se constituye como un sustituto del vino porque Asturias no ha sido, en general, una zona de producción vinícola. La sidra, sobre todo en la zona central, genera una cultura muy rica. La sidra da lugar a una vida económica que se fragua alrededor de movimientos lagareros y se va a crear una industria muy característica. -�Cuáles son los rasgos más característicos de la cultura gastronómica en Asturias? -La sidra y la ganadería, sobre todo la carne vacuna y el ganado lechero. -Para esa cultura lechera, �qué supuso la aplicación de las cuotas lácteas de la UE? -La entrada en la Unión Europea tuvo sus ventajas, pero las limitaciones de producción lechera por el refuerzo de las cuotas lácteas no fue muy conveniente. La leche ha sido un pilar básico del soporte económico en Asturias, pero ahora el mercado ha derivado en los productos cárnicos en lo que respecta al aprovechamiento del mercado vacuno. Hay carne de mucha calidad en Asturias. -�Y la denominación de origen de la sidra? -Es un asunto complejo. En la región el consumo está en la actualidad muy asentado. Después de una época de declive, durante el franquismo se asentó. Exportar la sidra influye en la calidad del consumo, y la exportación del ritual de la sidra es una idea muy interesante y que puede beneficiar a Asturias. -�La gente de fuera de la región entendería este ritual? -Suele gustar mucho nuestro ritual y la cultura puede exportarse perfectamente a otros lugares, y ser compatible con otras formas de costumbres. -�Por qué una obra sobre las bebidas? -Empecé a trabajar en el Museo de la Sidra e hice una investigación sobre bebidas alcohólicas que después amplié a petición de una editorial. «Beber y saber» es un estudio sociocultural del consumo de bebidas alcohólicas desde la antig�edad hasta el día de hoy. Se muestran las zonas geográficas donde se consume más vino, sidra o cerveza. -Ha sido seleccionado como mejor libro de gastronomía a nivel internacional. -Sí, estoy muy contento y sorprendido. No sabía nada de la posibilidad de optar por el premio y fue la propia editorial la que decidió incluir en la edición de este año mi libro. Estoy al lado de los mejores. Incluso compito con gente que he consultado para desarrollar mis investigaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK