La Fundación de la Sidra eleva 8.000 euros su presupuesto anual

La Fundación de la Sidra aprobó ayer el presupuesto para 2006, que asciende a 321.000 euros, un dos por ciento más que en el ejercicio anterior, cuando las cuentas de la entidad reflejaban una previsión de ingresos de 313.000 euros. La aportación del Gobierno regional representa un 80 por ciento del presupuesto anual. El presidente de la Fundación y alcalde de Nava, Claudio Escobio, reflejó como proyectos singulares para este año la conclusión del área de recreo, por detrás del Museo de la Sidra, financiada por la Consejería de Medio Rural y Pesca. Próximamente se presentará al programa de desarrollo rural «Proder II», un plan de acondicionamiento de una nave en Gamonéu, para el almacenamiento y reparación de piezas singulares del museo y otros objetos cedidos al centro. Asimismo, el director general de Cultura, Carlos Madera, miembro del patronato en representación del Gobierno regional junto a la directora de Agroalimentación, Tomasa Arce, destacó la apuesta del departamento que dirige, que aportará en los dos próximos ejercicios 90.000 euros para el acondicionamiento del antiguo «llagar de Lolina», muy próximo al Museo de la Sidra, a iniciativa del Ayuntamiento de Nava. Las instalaciones serán reconvertidas en centro cultural, sin olvidar sus orígenes sidreros. El edificio mantendrá la fosa del lagar para instalar una prensa tradicional. Las instalaciones servirán tanto para talleres, celebraciones y actos de asociaciones y diversos colectivos locales. El director de Cultura destacó la apuesta de la Administración regional por la promoción de los valores de la Comarca de la Sidra, citando ejemplos de otras inversiones recientes en los municipios de Villaviciosa y Cabranes, además de la próxima apertura de la cafetería del Museo Jurásico de Colunga. El patronato de la Fundación de la Sidra informó antes del inicio de su reunión de ayer de que están en negociaciones para la incorporación a este órgano de la Asociación de Lagareros de Asturias. Escobio consideró que son una pieza clave en el sector y por ello su presencia es «fundamental» en la Fundación que preside. El regidor naveto dejó claro que su entrada en el patronato obliga a realizar una aportación como el resto de entidades participantes, al parecer aspecto que no acaba de poner de acuerdo a las partes. Otro de los objetivos de la Fundación es recuperar las cifras de visitantes de años anteriores al Museo de la Sidra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK