La Fundación de la Sidra veta a los lagares por no pagar cuota

La Asociación de Lagareros de Asturias (ALA) sólo podrá ingresar en la Fundación de la Sidra si acepta realizar algún tipo de aportación económica o en "especies" a la entidad. Así lo manifestaron ayer los patronos de la fundación que reconocieron estar en negociaciones con ALA desde hace más de seis meses. La asociación de lagareros solicitó el pasado año regresar a la fundación después de su salida de la entidad en el ejercicio del 2003. Tanto el presidente de la fundación, Claudio Escobio, como el director general de Promoción Cultural, Carlos Madera, fueron claros al afirmar que la asociación sólo podrá regresar a la fundación si "ayudan a su financiación" como el resto de patronos. Escobio y Madera indicaron que no se puede querer ser patrono de la fundación "sin más, porque aquí hay beneficios y costes". Madera recordó que el Principado a través de las consejerías de Cultura y Medio Rural aportan el 80% de los fondos de la fundación y los patronos y el propio Museo de la Sidra aportan el 20% restante. Los patronos aprobaron los presupuestos de la entidad que en esta ocasión ascendieron a 321.000 euros. El responsable de Cultura anunció la colaboración regional en el desarrollo del Llagar de Lolina en Nava con una aportación plurianual de 180.000 euros. El objetivo del nuevo equipamiento será potenciar el entorno del Museo de la Sidra. Escobio indicó que se iniciarán acciones para la recuperación de visitantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK