El consejo de la sidra califica de "muy buena" la cosecha del 2005

El mundo de la sidra se dio cita ayer en la sede del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida, en Villaviciosa. En el salón de actos de San Juan de Capistrano se presentó la cosecha del 2005 entre lagareros, productores y aficionados en general al caldo regional. El presidente del citado consejo, José Cardín, anunció --tras conocer las evaluaciones técnicas-- que la producción que ahora sale a la calle, la del año pasado, ha sido calificada como "muy buena". Pero las expectativas del responsable del órgano de control son mayores. "Aún queda mucha sidra por presentar por lo que se puede mejorar la calificación. Esperamos que pueda llegar a excelente ", completó. Cardín aseguró estar "muy contento" con los resultados logrados en estos tres años. Hizo un breve balance. "En la primera temporada hubo mucha dispersión. En la segunda ya fue calificada como buena ". Pero también advierte que la calidad depende de muchos factores, entre ellos la climatología. Advirtió que la sequía que se ha sufrido en la región puede pasar factura a la campaña del 2006. 400.000 CONTRAETIQUETAS Ya está en la calle parte importante de la producción: cerca de 400.000 botellas que se corresponden con la cifra de etiquetas ya emitidas por el consejo. Cardín indicó que la producción se elevará hasta el millón. Para él, una evolución importante. "Hace cinco años había cero botellas. Hemos experimentado un gran crecimiento en este periodo". Pero destacó que la cantidad no lo es todo. "No es el elemento fundamental. Hay que considerar otras serie de parámetros, como los reglamentos, el control, la calidad o la imagen". "Franqueza en su aroma y fresca acidez en la boca". Así definió el caldo del 2005, cuyas variedades se dieron a degustar entre los presentes, entre los que se encontraba la directora de Agroalimentación, Tomasa Arce, quien afirmó --ante el numeroso público-- que "se están dando pasos lentos pero seguros". Algunos datos ofrecidos son que el consejo espera repartir el resto de contraetiquetas --unas 650.000- a lo largo del segundo semestre del año. Ya son 18 las empresas inscritas en el organismo de control de la sidra con denominación, 280 cosecheros y 500 las hectáreas que se dedican a la producción de manzana asturiana, la mitad de esta superficie de reciente creación. La cosecha de la fruta llega hasta los tres millones de kilos. Cardín incidió en que la entrada de la sidra con denominación en el mercado depende del tiempo, para que los consumidores se acostumbren.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK