El suministro para la sidra con denominación de origen no corre peligro

El suministro de manzana para elaborar sidra con denominación de origen está más que garantizado por la entrada en producción de las nuevas plantaciones que se han llevado a cabo en los últimos años. La alternancia de cosechas irá en disminución, aunque siempre se sucederán años con menos fruta. Hace unos meses, el consejo regulador, con sede en Villaviciosa, se planteó incluso abrir una lista de espera para las plantaciones que quieran inscribirse en la denominación de origen. Alrededor del 40 por ciento de las plantaciones del consejo aún no producen fruta. Son necesarios cuatro años para que una pomarada entre en producción y ocho para lograr el máximo rendimiento. En los próximos cuatro años la producción se duplicará. No llegan al 30 por ciento las pomaradas inscritas que tienen mas de ocho años. Muchas de ellas son fincas antiguas, sin manzanos de poda en eje vertical, recomendados por el Serida, y con un alto grado de alternancia de cosechas. Aún así, el suministro de manzana no corre riesgos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK