La manzana sube de precio

La llegada del mes de octubre ha marcado este año el inicio adelantado de la recolección de manzana de sidra en Asturias, a la que este año tocan «vacas flacas». La sequía del verano y el adelanto de la floración, la pasada primavera, han hecho que el pañado de la manzana en las pomaradas llegue antes de tiempo, por segundo año consecutivo. Con la cosecha también regresa el momento de hablar de precios, que subirán ligeramente respecto a la campaña anterior, en el caso de la manzana empleada para la sidra de escanciar de toda la vida. El año pasado la manzana de alta calidad se pagó a una media de 0,32 céntimos. Este año el precio se mantendrá en los mismos niveles, porque esa manzana no escasea. En cambio, la manzana «normal» alcanzó como promedio una cotización de 0,20 céntimos. Las estimaciones realizadas por los cosecheros apuntan hacia una ligera subida de precios en la manzana «corriente» que rondará los cinco céntimos por kilo. El motivo hay que buscarlo precisamente en la escasez de fruta de la tierra para elaborar la sidra de escanciar de toda la vida. En Asturias los precios de la manzana no se pactan. Cada cosechero negocia de forma individual. La calidad y variedad de la manzana son, además de la cantidad de fruta ofertada, dos de los factores que más influyen a la hora de fijar cotizaciones. Aacomasi, presidida por José Luis Rubiera, agrupa a unos 300 cosecheros de manzana y aglutina a un alto porcentaje de la manzana de sidra en Asturias. El año pasado se sumaron a la Agrupación cuarenta plantaciones. Por sus manos pasa buena parte de la manzana de sidra que se mueve en Asturias. En la otra cara de la moneda destaca el hecho de que en Guipúzcoa se ha alcanzado esta campaña un acuerdo en el precio de la manzana para sidra tras la reunión anual de la Mesa de la Manzana de Sidra celebrada en la finca de Zubieta, en Hondarribia. Los plantadores y Asociación de Sidreros de Guipúzcoa, mayoritaria entre los elaboradores, han firmado que en esta campaña y la próxima se abonará unos doce céntimos por kilo, menos de la mitad de lo que se paga en Asturias. Las nuevas plantaciones de poda en eje vertical apenas acusan la alternancia. Sus manzanas son la que se utilizan en la Denominación de Origen «Sidra de Asturias» y en la sidra de manzana seleccionada. Las marcas de calidad tienen garantizado el suministro, a tenor del nivel de elaboración de los últimos años. El año pasado se recogieron en Asturias unos 50 millones de kilos de manzanas. La reducción prevista para la campaña 2006 oscila en una horquilla que va de los cinco a los quince millones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK