La primera muestra internacional abrirá mercados a la sidra asturiana

La Primera Muestra Internacional de la Sidra de Calidad, que se celebrará del 3 al 6 de mayo, convertirá a Gijón en capital y foro mundial de una bebida que, además de en Asturias, se elabora en otros muchos lugares, algunos tan lejanos como Japón y Estados Unidos. «Debemos romper el concepto de que la sidra es un producto regional y aprovechar el fenómeno de la globalización para abrir la asturiana a otros mercados», afirmó ayer Carlos Delgado, comisario de Sícer, nombre con el que se conocerá la muestra, la primera del mundo en torno a las sidras de calidad. Promovido por el Gobierno asturiano, el certamen pretende servir de escaparate de un sector tan complejo y variado como pueda ser el del vino y propiciar el debate sobre las formas de elaboración y los distintos derivados de la fermentación de la manzana. La consejera de Medio Rural y Pesca, Servanda García, presidió ayer la presentación de Sícer, en el espacio Gallery Art&Food, en Gijón, a la que acudieron cosecheros, lagareros, hosteleros y representantes del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sidra de Asturias. Servanda García situó la muestra en la política de promoción del Gobierno regional, tras el esfuerzo realizado en los últimos años por el sector sidrero y la Administración. «Con el trabajo conjunto de todos, logramos en la pasada legislatura muchas cosas, entre ellas el etiquetado y la denominación de origen para la sidra, y ahora es el momento de su promoción», sostuvo la consejera. Una promoción demandada por el sector y que se concretará en una campaña publicitaria para dar a conocer la sidra en toda España -en la que trabaja el Ejecutivo regional con el Ministerio de Agricultura y el Consejo Regulador de la D. O.- y también en Sícer. «La muestra debe servir para sacar fuera de nuestras fronteras la sidra tradicional y las otras, y para mostrar que hacemos de esta bebida una singular tradición», señaló la consejera. Gijón reunirá a un centenar de elaboradores procedentes de tres continentes (Europa, Asia y América), aunque el objetivo es ampliar el número de países en el futuro, ya que Sícer nace con vocación de bienal. «Habrá 300 sidras diferentes, lo que permitirá comprobar cómo el fenómeno de la sidra no es simple ni reducido, sino variado y complejo», dijo Delgado, periodista y presidente de Opus Wine, empresa especializada en congresos vinícolas, que organizará la muestra, junto a la asturiana Fenicia. España es el quinto país productor de sidra, pero el primer elaborador en cuanto a calidad. «Todos los países donde hay manzana hacen sidra, pero la mayoría es saborizada, industrial, mientras que en España, y en Asturias en particular, la sidra es de calidad», dijo Carlos Delgado. Por eso, sostiene que debería estar en otros mercados. «Es una bebida poco alcohólica, agradable y fresca, que puede consumirse en cualquier lugar. Andalucía -añadió- debería consumir sidra asturiana, pero allí es una gran desconocida». Sícer congregará a periodistas internacionales especializados, «que darán fe de la sidra de calidad, y por tanto de la asturiana», agregó. Además de informadores, cosecheros y elaboradores, estarán en la ciudad distribuidores de distintos países, lo que beneficiará la apertura de canales de comercialización para la bebida asturiana.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK