La cosecha de 2006 dará para elaborar un millón de litros de sidra con denominación

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias calcula que este año se elaborarán, al menos, un millón de litros, lo que equivale a unas 700.000 botellas, correspondientes a la cosecha 2006, calificada de «excelente» y presentada ayer en la sede de este organismo en Villaviciosa. El consumidor podrá disfrutar de forma simultánea de la cosecha de 2005, actualmente en fase de consumo, con otras 700.000 botellas en el mercado. Para cubrir estas cifras, serán necesarios al menos 1.250.000 kilogramos de manzana. El fruto de las pomaradas asturianas está asegurado incluso para un 50 por ciento más del millón de litros de sidra previstos. Tras la desastrosa cosecha de 2006 se podía esperar una cosecha histórica -la llamada «cosechona»- en las 540 hectáreas de pomaradas inscritas para la denominación de origen, pero únicamente está asegurada al 70 por ciento. La razón? Las lluvias de mayo y las bajas temperaturas, que retrasaron el desarrollo de las variedades tardías, facilitando así un aclareo natural, que beneficiará a la producción de 2008 y minimizará los efectos previstos de la vecería. La de este año será finalmente una cosecha media o media alta. La gerente del Consejo Regulador, Reyes Ceñal, señala que no hay motivos de alarma en cuanto a las plantaciones, puesto que hay manzana «de sobra» para garantizar la elaboración de la sidra con denominación de origen. El organismo ha redoblado esfuerzos para dar a conocer la bebida en Asturias y lograr su posicionamiento fuera de la región, llegando a tiendas especializadas en alimentación y restauración de nivel medio y medio alto. Colocar el producto en el punto de venta es el mayor reto de la denominación de origen. La marca «Sidra de Asturias» ya se puede encontrar en unos 400 establecimientos de la región. La denominación de origen ampara tres tipos de sidra: natural tradicional (de escanciado), natural de nueva expresión (no se escancia) y espumosa, elaborada por el método «champanoisse». Hasta ayer, el Consejo Regular había repartido 300.000 contraetiquetas que aseguran el origen y calidad de estas sidras, frente a las 513.000 de todo el 2006. El presidente de la Asociación de Cosecheros de Manzana de Sidra (Aacomasi), José Luis Rubiera, confía en que la campaña de promoción financiada por la Consejería de Medio Rural y el Ministerio de Agricultura redunde en una mejora de las cifras del año anterior.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK