La industria sidrera fue clave en la modernización del campo asturiano

Luis Benito García se ha doctorado con sobresaliente cum laude (la máxima puntuación) con una tesis sobre la historia de la sidra, la primera que se ha realizado sobre este tema, auspiciada por la Fundación de la Sidra. García es profesor e investigador del Área de Historia Contemporánea de la Universidad de Oviedo y acaba de publicar el libro «Las representaciones de la sidra. El contexto social de la sidra a través de la literatura y la pintura asturianas (1850-1939)», que hace unas semanas se presentó en el Museo de la Sidra de Nava. -Por qué una tesis doctoral sobre la historia de la sidra? -El tema respondía a los intereses que había ido desarrollando a lo largo de la carrera: historia de la sociabilidad, del ocio, de la alimentación..., además de cuestiones como las de la literatura y los testimonios visuales como fuente para la historia social. -Se trata de la primera tesis que estudia este ámbito. -Se intenta un acercamiento científico a una temática cuyo estudio había sido, en gran medida, tipificado, seguramente por tratarse de un producto identitario. He tenido que recurrir a numerosas y escurridizas fuentes. Encontré unos caudales de información cruciales no sólo en las ya mencionadas literatura y pintura, sino también, y particularmente, en las fuentes hemerográficas y en las topografías médicas. -Cuáles han sido los aspectos claves en la historia de la bebida regional? -La tesis pretende ser un acercamiento general a la cultura y la producción sidrera entre 1875 y 1936, la que podría ser considerada como la edad de oro de la sidra. Uno de los capítulos más interesantes es el que aborda cómo desde finales del siglo XIX fue constante el intento de fiscalizar la sidra todo lo posible por parte de los municipios y del Gobierno regional. También se produjo la presión de los cosecheros de vino al Ejecutivo central para lograr una desgravación, lo que dio lugar a una situación delicada con una lucha muy importante. Se originó un movimiento espectacular. -El sector sidrero fue destacable en la lucha contra el alcoholismo. -Destacó la lucha por parte de los sectores hegemónicos de la sociedad contra la taberna y el alcoholismo. La sidra fomenta el asociacionismo y los obreros pasaban muchas horas reunidos, lo que podía incitar a la rebelión y a unas condiciones de interés fuertes. No ocurría con otras bebidas de mayor graduación y con una alcoholización más rápida. -Qué papel jugó la industria de la sidra en la modernización del campo asturiano? -Fue clave porque, en comparación con otras industrias, la de la sidra afectó a un mayor número de personas. Fue una industria muy moderna que, junto con los productos lácteos, supuso la modernización del campo asturiano. «Los sectores hegemónicos de la sociedad lucharon contra la taberna y el alcoholismo» «Mi tesis pretende ser un acercamiento a la cultura y la producción sidrera entre 1875 y 1936, la edad de oro de la sidra»

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK