Asturias se baña en Valencia de la O

Mediodía de sábado en Valencia de Don Juan, 35 grados. No hace falta hablar con muchos asturianos para saber por qué eligen esta localidad leonesa, que ayer festejó el Día de Asturias, para pasar unos días de vacaciones. "Nos gusta el ambiente, pero venimos sobre todo por el clima", explican Carmen y su marido mientras se dirigen a buscar el coche, cuidadosamente aparcado a la sombra, después de una mañana en la piscina. Si hay algo que haga salir a los asturianos de su hogar es la búsqueda del calor. "Yo soy más de playa, pero aquí siempre garantizas el tiempo", apunta Ana, que todos los años pasa algún fin de semana en verano en casa de familiares.

Al igual que estos afortunados turistas, son muchos los asturianos que conducen hasta Coyanza para disfrutar del sol y del entorno. Por eso a la localidad también se le conoce como Valencia de la O porque, como explica Gloria, el pueblo se llenaba de coches con la O de Oviedo en su matrícula. "Somos casi más asturianos aquí que cazurros", bromea Carmen.

Los turistas más afortunados tienen una segunda vivienda allí, otros visitan a amigos y familiares, y otros simplemente vienen en coche a pasar el día. Como hicieron ayer Laura, Andrea, Pablo e Israel.

"Teníamos pensado ir a Rodiles, pero cuando vimos como estaba el tiempo, decidimos venir para aquí". En una hora y media desde Mieres llegaron a las piscinas de la localidad y se unieron a las 4.000 personas que ayer aliviaron el calor con un buen chapuzón.

Pero éstos no eran los únicos asturianos bajo el brillante sol leonés. Muchas familias y grupos de amigos leían LA VOZ DE ASTURIAS en los bonitos jardines de las piscinas coyantinas. También los niños. Pablo y Pelayo ojeaban animadamente el periódico mientras su madre disfrutaba de la última mañana de julio. Y de los más jóvenes, a los más veteranos, como Margarita, que lleva 45 años veraneando la localidad coyantina y lo tiene claro, "de León, Valencia de Don Juan".

Los niños son los que más disfrutan en las instalaciones. Toboganes, chorros de agua y cuevas hacen que "se entretengan mucho", explica Susana, que fue desde El Berrón a pasar el fin de semana con su familia, "como hacemos todos los años".

Pero no solo el calor saca a los asturianos del Principado. "Hay muy buen ambiente", asegura Gloria, "además, aquí tienes de todo" añade esta experta que lleva 44 años veraneando en la localidad. Con unos 5.000 habitantes, Coyanza aumenta considerablemente su población en verano. El castillo medieval es uno de los principales atractivos turísticos, pero además, un paseo por uno de sus "bonitos parques", unas compras, o las visitas a los mercados de los alrededores llenan el tiempo de ocio de los turistas, que satisfechos por encontrar lo que buscaban, calor, disfrutaron ayer de otro día de verano.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK