El sabor asturiano triunfa en Madrid Fusión

La alta cocina asturiana muestra sus encantos en Madrid. Los fogones de los chefs más prestigiosos del Principado hicieron gala de la calidad de la gastronomía de la región en una de las citas culinarias más importantes del año, Madrid Fusión. Los seis estrellas Michelín fueron los encargados de la cena que cerró el evento al que asistieron 160 periodistas, de los que 130 llegaron de más de 30 países y donde no faltaron los principales cocineros del mundo.

El menú, elaborado con productos de la región, estuvo acompañado de sidra. Eligieron como espumosa, de Pomma Áurea a Sidra Trabanco y Villacubera (Sidra Cortina Coro) de nueva expresión. Además, uno de los cocineros más destacados, Paco Roncero -jefe de cocina del Casino de Madrid donde se celebró la gala- presentó la sidra nitro , un plato elaborado con la bebida asturiana y que sirvió para cambiar de sabores.

Para abrir boca, Koldo Miranda (Restaurante Koldo Miranda), Gonzalo Pañeda (La Solana) y Pedro y Marcos Morán (Casa Gerardo) ofrecieron un show cookin g en el que elaboraron in situ una Torta de queso Rey Silo con avellanas (Casa Gerardo); Ceviche de invierno 2011:granada, remolacha, hongos, bizcocho de especias y El Pedreru: ensalada de moluscos y alga sobre royal de oricios (Koldo Miranda); y dos platos, Homenaje al Queso Valles del Oso, mermelada de tomate y sardina y Esencia del Mar Cantábrico y del Campo asturiano: manzana y oricios (La Solana).

Pedro Morán de Casa Gerardo apuraba ayer a primera hora de la tarde los últimos minutos en el Principado antes de coger un avión destino Madrid. “Se trata de enseñar la cocina asturiana. Demostrar lo que estamos haciendo. No sólo los que contamos con estrella Michelín, sino también todos los cocineros de la región”. Para elaborar su torta se pusieron en contacto con la quesería Rey Silo de Afuega l’Pitu. “Tratamos de experimentar sabores, y lo acompañamos con una crema de avellanas”.

La segunda parte corrió a cargo de José Antonio Campoviejo (El Corral del Indiano) que arriesgó con Ostra con interiores de pitu de caleya con la que unió “la mineralidad con la salinidad de la ostra el Eo”. Para Campoviejo estar en Madrid Fusion es “maravilloso” porque “es el evento gastronómico más importante del mundo, un escaparate para vender nuestra cocina”.

Junto a él, Issaac Loya (El Real Balneario de Salinas) ofreció un Virrey, hasta los huesos y Nacho Marcial de Casa Marcial (que cuenta con dos estrellas) elaboró una Ternera asturiana macerada con algas y whisky, su leche y pasto . El punto y final lo marcó el repostero Julio Blanco, de Pomme Sucre que fue el encargado de elaborar el Amagüetu (castañas y sidras).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK