Lo mejor sería celebrar SICER en el salón del Gourmet, en Madrid

A Eloy Cortina su apellido le delata. Pertenece a una familia ligada a la sidra desde hace generaciones. Su bisabuelo ya elaboraba la bebida patria y fue su padre el fundador de la marca Sidra Cortina, de Villaviciosa. A sus 58 años, Eloy Cortina acaba de asumir la presidencia del Consejo Regulador de la DOP 'Sidra de Asturias' relevando en el cargo a Víctor Escalada con varios objetivos para su mandato: «Garantizar una calidad alta» de la bebida y hacer que la sidra con DOP «tenga más repercusión en los medios» para que sea conocida por más gente. «El que la prueba repite porque le gusta», constata.
-¿Cuál es el estado de salud de la sidra con DOP?
-Goza de un momento de muy buena salud. Todos los años crece. Lo que queremos los que formamos parte del Consejo Regulador es aumentar la producción de manera pausada pero firme, paso a paso y sin olvidar mejorar la calidad.
-¿Qué camino va a seguir?
-Nos cuesta trabajo introducirla fuera de Asturias y tenemos que conseguir que se venda más.
-¿Y cómo se puede conseguir?
-Con publicidad. La sidra con DOP de escanciar es conocida en Asturias y también por los que vienen de fuera. Hay que trasladar ese conocimiento fuera de nuestra región y eso se hace con promociones y con eventos que demuestren que la sidra que se bebe en el Principado es la misma que se puede comprar en Madrid o en Barcelona. Hay que intentar que Asturias sea una lanzadera hacia fuera del producto. Que la sidra con DOP sea una marca que se aprecie y se conozca.
-¿Hay mercado fuera de Asturias?
-Sí lo hay. La sidra asturiana es una bebida que se puede encontrar en casi toda España y en muchos lugares del mundo, aunque en pocas cantidades. El objetivo de la DOP es que la bebida se conozca y consuma fuera de Asturias porque es donde puede haber expansión.
-¿Qué le parece la idea de Medio Rural de realizar un evento similar a Sícer en Madrid?
-Pensamos que lo mejor sería realizar el evento dentro del Salón del Gourmet y aprovechar su tirón para poder acceder y dar a conocer la sidra con DOP a los distribuidores y hosteleros que están allí presentes. Nuestra idea es hacer toda la promoción que podamos en el Salón del Gourmet o en otros escenarios.
-¿Hacerlo en Madrid tendría más repercusión que en Gijón?
-Sícer estuvo bien el primer año y, si quieres, también el segundo para saber qué sidras hay en el mundo y compararlas con las nuestras. Pero comercialmente no era un evento que tuviese repercusión en las empresas y productos de la región. No atraía a distribuidores de fuera de Asturias.
-Se producen 45 millones de litros de sidra de todas las variedades al año, pero sólo 1,5 millones de litros de sidra con DOP. ¿No es poco? ¿Cuáles son las causas?
-La DOP empezó con 200.000 litros y en seis años está en 1,5 millones de litros. Nosotros tenemos que ir creciendo poco a poco de la mano de las plantaciones de manzana. No podemos vender producto si no tenemos materia prima para poder hacerlo. Es un producto asturiano que se produce aquí y se elabora con manzana asturiana.
-¿Hay suficiente manzana local?
-Ahora mismo las necesidades de manzana asturiana para la sidra con DOP está cubierta, aunque se están haciendo estudios para aumentar algo las plantaciones y sobre todo nuevas variedades amargas de manzana. La sidra que no es DOP sí que necesita mucha manzana porque están desapareciendo las pomaradas de las aldeas.
-El 90% de la sidra con DOP que se produce es de escanciar, mientras que la cantidad de las otras dos variedades es testimonial. ¿Por qué?
-Tenemos que trabajar bastante en la sidra brut y la de nueva expresión porque pueden tener muy buen futuro. Pero son ventas que se hacen fuera de la comunidad y cuesta mucho trabajo. La sidra de escanciar creció más que la otra por la buena acogida que tuvo en la región.
-Hace unos meses hubo una polémica en los medios de comunicación entre la sidra vasca y asturiana. ¿Afectó al sector?
-Fue una polémica más fantástica que real, basada en un artículo inglés elaborado hace unos años. A la sidra con DOP no le afecta nada la sidra vasca porque 'Sidra de Asturias' sólo puede haber una. Si los vascos quieren sacar una denominación de origen tendrán que hacer una para su sidra. A la sidra natural tampoco le afectó porque se comercializan de manera diferente.
-¿Qué merecería la pena copiar a los vascos?
-Son más vendedores que los asturianos en España y fuera, esa es su estrategia. Comercializan mejor y sí podríamos aprender un poco de ese aspecto. De lo demás, como calidades o cultura de la bebida, no. Ellos tienen un concepto en el que hacen gastronomía y la acompañan con sidra, mientras que en Asturias lo que prima es la sidra que se acompaña con gastronomía. Es al revés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK