La sidra asturiana protagoniza la cena final de Madrid Fusión

El certamen gastronómico Madrid Fusión se despidió ayer con una cena protagonizada por la sidra asturiana con denominación de origen. En la gala que puso fin al evento, celebrada en el Casino de Madrid, se sirvió sidra brut Poma Áurea, de Trabanco, y Villacubera, de Cortina, en la modalidad de nueva expresión.

El menú estuvo confeccionado por los cocineros asturianos Pedro Morán, Koldo Miranda y Gonzalo Pañeda, que poseen estrellas Michelin, y el repostero Julio Blanco, de Pomme Sucre. Al evento asistieron destacados chefs de todo el mundo, periodistas de más de treinta países y autoridades.

Las sidras se sirvieron en la primera parte de la cena, en un «show cooking» con los cocineros asturianos. El chef Paco Roncero presentó un cóctel elaborado con Poma Áurea.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK