Cocina de marca en Moreda

Esta semana, los alleranos presumen del nivel de sus fogones. La Escuela de Hostelería del IES Valle de Aller celebra sus Jornadas de la cocina con marcas de calidad del Principado de Asturias. El encuentro gastronómico cuenta con un apartado de formación teórica, del que solo disfrutan los estudiantes y profesionales del sector, y una sección práctica de la que podrán beneficiarse todos los paladares. La escuela de hostelería ha elaborado un suculento menú a base de las mejores delicias asturianas. La oportunidad de probarlo acaba hoy.

No es lo mismo un filete de ternera que la carne de Indicación Geográfica Protegida (IGP) Ternera Asturiana. Tampoco es igual un poco de queso que un bocado de Cabrales. Para aprender a diferenciar la calidad y tener una noción básica de los baremos que siguen los consejos reguladores a la hora de distinguir a un determinado producto, los alumnos de la Escuela de Hostelería de Moreda acuden estos días a charlas explicativas sobre las marcas de calidad de Asturias. El ciclo comenzó con una conferencia sobre la IGP Ternera Asturiana y continuó ayer con la sidra como protagonista.

Reyes Ceñal, gerente del Consejo Regulador de la Sidra de Asturias desveló los secretos que diferencian una sidra con denominación de origen de otra cualquiera. La primera distinción, tal y como señaló Ceñal, se encuentra en la materia prima. «La sidra asturiana está hecha con manzana asturiana», señaló. El consejo regulador de la sidra nació en 2003 con objetivos muy claros: «Queríamos proteger el producto, pero también cuidar las plantaciones de manzano asturianas».

Después de atender a la materia prima, llega el momento de los controles de calidad. El consejo regulador de la sidra realiza una serie de exámenes a los productos para «ofrecer lo mejor». Con estas pruebas, «se asegura al consumidor que va a tomar una sidra con unos requisitos mínimos que otros productos pueden o no tener, pero que no se sabe hasta que los pruebas». En el caso de la sidra con denominación de origen, «la etiqueta ya te garantiza un buen sabor y un plus en el precio, que se justifica con todo el control que lleva detrás».

Con las ideas claras, los alumnos tendrán que hacer buen uso de todo el conocimiento adquirido sobre las marcas de calidad y ponerse manos a la obra en los fogones. Su primera toma de contacto con la cocina de alto nivel de la región fue el martes y hoy volverán a la carga para ofrecer una suculenta carta. Entre los platos, corvina con salsa de sidra asturiana o costilla de ternera asturiana glaseada con vino de la Tierra de Cangas. El precio del menú completo, que incluye cinco platos, pan, postre y bebida es de 18 euros por persona.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK