Millones de "culinos" con denominación

Cada vez son más quienes se decantan por la sidra de Asturias con denominación de origen para compartir unos culinos .

Tanto es así, que el pasado año se vendieron 1.381.000 botellas certificadas, una cifra récord desde que en 2004 saliera al mercado esta marca de calidad y que cumple con las expectativas del consejo regulador, desde el que se valora de forma muy positiva el cierre de la campaña de 2011.

Y es que el pasado año no sólo se incrementaron las ventas, un 3,5 por ciento con respecto al 2010, sino que también se incorporaron dos nuevos lagares, que ya hacen 27 y, lo que es más importante, aumentó el número de hectáreas dedicadas al cultivo de manzana con denominación, que actualmente hacen un total de 592.

“A corto plazo no creemos que vayamos a superar los 30 elaboradores pero sí es importante que sigan creciendo las plantaciones”, señaló ayer Reyes Ceñal, gerente del Consejo regulador, quien en este sentido confirmó que de cara a este año ya cuentan con solicitudes para ampliar las plantaciones.

De momento, las adscritas a la denominación de origen han aportado a la producción de sidra 2,4 millones de kilos de manzana, que en litros hacen un total de 1,8 millones, lo que representa un incremento de alrededor del 78% en ambos casos con respecto a los datos del 2010.

Y aunque debe tenerse en cuenta la vecería, es decir, la alternancia en las cosechas que hace que éstas sean mayores en los años impares, lo cierto es que atendiendo a la vecería de anteriores periodos, la tendencia es marcadamente al alza, tal y como reflejan los datos aportados por el Consejo regulador de la DOP Sidra de Asturias.

Por poner algunos ejemplos, en 2007 recolectaron 2,1 kilos de manzana y se produjeron 1,6 millones de litros, mientras que en el pasado año 2009 se recogieron 2,2 kilos y se elaboraron algo más de 1,6 millones de litros de sidra.

Récord de ventas Aunque donde realmente se ha notado el despegue de la sidra con denominación de origen ha sido en las ventas, que han ido aumentando de forma paulatina desde el 2004, con 368.000 botellas certificadas, hasta las 1,3 millones del pasado año.

“Vamos creciendo de forma estable, poco a poco, posicionando el producto y cogiendo cuota de mercado”, señaló Reyes Ceñal, que este sentido aludió a la importancia de continuar con las campañas de promoción de la sidra de Asturias con denominación, que dentro de apenas una semana viajará a Madrid con motivo de la feria del turismo Fitur y en marzo lo hará a Barcelona para participar en Alimentaria.

Y es que uno de los objetivos es buscar nuevos mercados para la sidra con denominación. “La tendencia es crecer en comunidades como Madrid, donde cada vez se consume más sidra”. Sin olvidar, como no, Asturias, que acapara el 90% del consumo de sidra con denominación y donde ya han previsto nuevas acciones promocionales como la que en apenas unos meses desarrollarán en Avilés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK