PODA DE INVIERNO

Para plantaciones del consejo regulador

Como indican el Pliego y el Reglamento de la Denominación de Origen Protegida “Sidra de Asturias”, las prácticas de cultivo en las plantaciones registradas en el Consejo Regulador serán las adecuadas tendentes a obtener las mejores calidades del producto final.

Dentro de la obtención del producto y concretamente en técnicas de cultivo, se especifica que se debe realizar el mantenimiento anual de la pomarada para favorecer su correcto desarrollo y así obtener unas producciones de calidad, minimizando la incidencia de la vecería.

Entre dichas técnicas se encuentra la Poda de invierno anual, para todas las plantaciones de manzano inscritas en los registros del Consejo Regulador.

Este tratamiento, es imprescindible para formar la planta, sanear y rejuvenecer el árbol, regular las cosechas y mejorar la calidad de los frutos.

Cuando en los meses estivales comienza el periodo vegetativo, el manzano debe podarse para evitar el desarrollo de brotes mal posicionados. Pero entre enero y febrero debe acometerse un tratamiento mucho más drástico.

Esta actividad debe ser recogida en el “Cuaderno de campo o de explotación” obligatorio que los productores de manzana de sidra deben cumplimentar.  

Jornada Anual de Poda

Cada año en Villaviciosa, el Consejo Regulador colabora con el SERIDA en la difusión de esta jornada, que tendrá lugar este año el próximo 12 de febrero de 2015.

Jornada de poda y cuidados de invierno en plantaciones de manzano de sidra

Fecha: 12 de febrero de 2015, de 9:15 a 12:00 (teoría) y de 12:30 a 14:00 (prácticas)

Lugar: Teatro Riera. Plaza Obdulio Fernández, 51. Villaviciosa (Asturias)

El programa consta de dos partes  la primera de carácter teórico, con la exposición a cargo del Dr. Enrique Dapena, el Dr. Marcos Miñarro y la Dra. Mª Dolores Blázquez. La segunda parte, de carácter práctico consiste en la realización de prácticas de poda en la parcela experimental del SERIDA en Villaviciosa.

Así se explica cada año durante esta jornada que recomendamos para aquellos que estéis interesados en conocer esta técnica imprescindible.

Dapena explica que, “a la hora de acometer la poda del manzano, es importante no cortar las puntas de las ramas y asegurarse de que no quedan cruzadas para que no ensombrezcan a otras y dificulten la aparición de nuevos brotes”. El investigador aconseja también ejecutar «cortes limpios y no dejar tocones». Para ello, se deben utilizar una tijera de doble mango y un serrucho, herramientas que deben desinfectarse con alcohol, sobre todo, al cambiar de árbol, a fin de minimizar el riesgo de transmisión de enfermedades entre los árboles de la plantación. También deben quitarse los 'chupones' (varas verticales que salen de las ramas).

Junto a estos cuidados, en el caso del manzano tampoco debe desatenderse el mantenimiento de la vegetación que lo rodea: «Hay que reducir la competencia de agua y nutrientes y, por su puesto, fertilizar y vigilar la incidencia de plagas», explica el investigador.

Si no se realizara esta poda de invierno, a la larga, disminuirían la producción y la calidad de la manzana y el árbol envejecería antes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK