Un producto cardiosaludable, antidiabético y antiinflamatorio

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias ha presentado oficialmente a elaboradores, cosecheros, representantes del sector de la hostelería, de la Universidad y medios de comunicación la ponencia fruto de la Investigación del Departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo que aúna el binomio sidra y salud.

El acto, celebrado en el Teatro Riera de Villaviciosa el 10 de julio, dio comienzo con el agradecimiento y bienvenida por parte del presidente del Consejo Regulador de la DOP, Ceferino Cimadevilla, a los autores del estudio, pionero en el sector de la sidra, ya que su investigación supondrá un antes y un después en el tratamiento informativo y en la percepción en el consumidor final que tendrá a partir de ahora la Sidra DOP. También ha agradecido la asistencia de las autoridades presentes en el evento, el Alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, y de la Directora General de Ganadería del Principado de Asturias, Rosa Urdiales, así como al resto de asistentes.

A continuación la gerente del Consejo Regulador, Reyes Ceñal, ha explicado por qué el CRDOP se ha sumado a esta novedosa iniciativa que redundará en beneficio de toda la cadena de valor. Posteriormente ha dado paso a los investigadores, quienes han ido explicando las excelentes cualidades que fueron descubriendo en su labor de investigación durante los meses objeto del exhaustivo análisis en torno a la sidra.

El trabajo que ve hoy la luz que supone un revulsivo en la imagen de producto de la sidra DOP, que a partir de ahora se promocionará también, además de por su excelente calidad, por estas nuevas propiedades y beneficios en favor de nuestra salud.

Las sidras analizadas han sido las tres acogidas a la DOP: sidra natural de escanciar, sidra natural filtrada o de mesa y sidra natural espumosa con carbónico natural. Todas ellas han sido objeto de ensayos “in vitro” (para las actividades antidiabética y antioxidante) e “in vivo” con peces cebra (para las actividades antilipemiante y antidiabética). También se han realizado cultivos de células humanas para estudiar su capacidad antiinflamatoria.

Otras conclusiones destacadas de la investigación demuestran que el consumo moderado aporta beneficios en enfermedades como las cardiovasculares y la diabetes. Además de que todas las sidras presentan actividades antioxidantes y antiinflamatorias, cabe destacar que la sidra natural es la que más actividad tiene contra la diabetes y el colesterol.

La sidra como “medicamento”
 
Los ponentes y autores del trabajo de investigación son Belén Suárez Valles, Jefa del Área de Tecnología de los Alimentos del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Alimentario (SERIDA); Eva García Vázquez, Catedrática del Departamento de Biología Funcional de la Universidad de Oviedo; Alba Ardura Gutiérrez, Doctora en Ingeniería Química y Tecnología del Medio Ambiente, Investigadora postdoctoral en el laboratorio de excelencia "CORAIL", Universidad de Perpiñán y Vicente Fernández-Nespral Bertrand, Dr Cirujano General y del Aparato Digestivo, Jefe de Cirugia del Hospital Universitario Madrid Monteprincipe, Profesor doctor de Cirugía, Facultad de Medicina, Universidad San Pablo CEU, quien ha asegurado que con un consumo moderado, “la sidra actúa como un medicamento” y también ha hecho referencia al papel como “stent” (cánula) por su capacidad antiinflamatoria”.
 
El Consejo Regulador de la DOP “Sidra de Asturias” siguiendo uno de sus principales objetivos: promover y poner en valor las sidras DOP, ha colaborado con este histórico trabajo de Investigación favoreciendo su conocimiento y difusión.

Descargar: Dossier prensa propiedades funcionales de la sidra

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.OK